Público
Público

El Gobierno congela la igualdad por 200 millones

Aplaza la entrada en vigor de la ampliación a un mes de los permisos por paternidad por una cuestión económica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno ha aplazado la entrada en vigor de la ampliación a un mes de los permisos por paternidad por 'una cuestión económica', conforme ha anunciado la vicepresidenta Segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, quien ha cifrado en 200 millones de euros el 'ahorro' que supondrá no aplicar esta medida a partir del 1 de enero de 2011, conforme estaba previsto.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Salgado ha señalado que el Gobierno 'ha entendido que este no es el momento' de ampliar a un mes el permiso de paternidad, por lo que el aplazamiento se ha recogido en el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado.

'El aplazamiento de la entrada en vigor de la extensión del permiso de paternidad es una cuestión económica en su sentido más amplio; se ha entendido que este no es el momento de hacerlo por distintas razones y en cuanto al ahorro que pudiera suponer, el ministerio lo ha cifrado en torno a 200 millones de euros', ha explicado.

La ampliación del permiso de paternidad fue recogida por la Ley de Igualdad, en marzo de 2007, una de las insignias del primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La norma estableció pasar automáticamente de los dos días de permiso que disfrutaban hasta entonces los padres a 15 días. Además, pretendía ir más allá. Establecía ampliar aún más el plazo, de forma gradual, durante los seis años posteriores a la aprobación de la ley, es decir hasta 2013.

En mayo de 2009, los grupos parlamentarios de PSOE y CiU se avanzaron a los plazos previstos y pactaron duplicar de golpe los 15 días de permiso que habían entrado en vigor un par de meses antes.

El pacto llevó a la redacción de una ley, que se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en octubre de ese año. La norma, que entraría en vigor el 1 de enero de 2011, estableció que en caso de parto, acogimiento o adopción múltiple las 'cuatro semanas ininterrumpidas' se podrían ampliar 'en dos días más por cada hijo, a partir del segundo'.

La ley, aprobada en plena crisis económica, autoriza al Gobierno 'a dictar todas aquellas disposiciones de aplicación y desarrollo (...) que sean necesarias, incluidas las relativas al régimen económico y financiero', lo que avala el aplazamiento.

La directora general del Instituto de la Mujer (organismo dependiente del Ministerio de Igualdad), Laura Seara, ha asegurado que 'nadie ha hablado de eliminar' la ampliación a un mes y que esta medida 'simplemente se ha retrasado doce meses en un momento de crisis económica como el que se está viviendo, que ha llevado a congelar las pensiones y a llevar otro tipo de medidas que ayuden al Estado a salir de la situación', medidas que, ha recordado, 'se están llevando a cabo en el conjunto de la mayoría de países del entorno'.

Según ha dicho, esta medida 'sigue siendo absolutamente decisiva para el Instituto de la Mujer y el Ejecutivo como lo son otras medidas de carácter social'. Así, ha subrayado que 'nadie ha hablado de eliminarla' y ha secundado que 'el Gobierno no renuncia a sus políticas sociales'.

La mayoría de los partidos políticos y los sindicatos UGT y CCOO rechazaron hoy los presupuestos generales del Estado para 2011 por considerar que no favorecen la recuperación económica y el empleo, al tiempo que calificaron estas cuentas de injustas, raquíticas e inútiles.

El portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, aseguró que los presupuestos del próximo año 'prolongan la agonía de la crisis' y pronosticó que el paro seguirá creciendo.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, dijo que los presupuestos son 'continuistas' y no aportan ninguna medida para ayudar a la recuperación económica.

También el diputado de IU, Gaspar Llamazares, criticó que los presupuestos vayan a 'alargar la crisis' y advirtió del recorte 'brutal e injusto' del presupuesto a los débiles.

En la misma línea, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, desmintió que sean los presupuestos de la recuperación y dijo que son 'los de la crisis'.

El diputado de ICV Joan Herrera hizo un llamamiento a la huelga general tras asegurar que los presupuestos son la 'antítesis' de lo que el Gobierno debería hacer para salir de la crisis ya que 'condena a España al estancamiento económico'.

Desde del BNG, su portavoz en el Congreso, Francisco Jorquera, calificó los presupuestos de 'desnutridos'.

Por otra parte, UGT y CCOO tacharon las cuentas de 2011 de 'regresivas' e 'ineficaces' y alertaron de que las previsiones del Gobierno para el próximo año son 'erróneas'.