Público
Público

El Gobierno cree que el acuerdo CiU-PSC tendrá efectos en Madrid

Rubalcaba valora "el ejercicio de oposición responsable" de los socialistas catalanes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pacto suscrito entre PSC y CiU, galvanizado ayer con la abstención de los socialistas en la investidura de Artur Mas, también tiene su inmediata traducción en Madrid. Así lo asume el Gobierno. '¿Este ejercicio de oposición responsable del PSC va a facilitar, va a mejorar las relaciones con CiU? Sí, lo va a facilitar. Es una buena noticia'. Alfredo Pérez Rubalcaba replicó sin mayores rodeos cuando ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, se le inquirió por el efecto colateral de la sociovergencia en la estabilidad del Ejecutivo.

El vicepresidente primero, sin embargo, subrayó que el acuerdo firmado sobre el papel se limita a Catalunya, por lo que será allí donde se produzcan las 'contrapartidas'. En Madrid no hay tal pacto sellado, y por tanto no habrá exigencias directas a CiU.

Hasta ahora, el Gobierno ha mantenido con los convergentes el 'diálogo', con 'éxitos diversos', precisó Rubalcaba, ya que la formación de Mas ha apoyado aquellos proyectos con los que coincidía y ha rechazado otros tantos. Ahora, el Ejecutivo considera que la entente del PSC con CiU mejorará las cosas. 'Siempre es bueno tener grupos parlamentarios con los que poder hablar y consensuar, y por eso lo califico como una buena noticia aseveró. Cuanta más gente se sume a las grandes reformas, mejor salen'. José Luis Rodríguez Zapatero, no obstante, ya tiene asegurada la estabilidad en el Congreso gracias a PNV y Coalición Canaria.

El vicepresidente felicitó a Mas por su investidura y le prometió la 'cooperación leal' del Gobierno. Y aprovechó los guiños a CiU para fustigar al PP por su falta de colaboración y para pintarlo como el contrapunto de la actitud del PSC: 'Dados los tiempos que corren y lo que uno vive día a día en el Parlamento español, se agradece extraordinariamente. Los ciudadanos van a agradecer que haya un partido dispuesto a echar una mano en los grandes temas que afectan a Catalunya. Es un ejercicio de responsabilidad que a uno le gustaría ver en otros ámbitos de la vida política'.

Un mero truco 'navideño'

Rubalcaba venía a incidir en que el PSOE predica con el ejemplo: el presidente ha reclamado consenso 'docenas de veces', y Mariano Rajoy se lo ha negado. El PSC, hoy en la oposición, va a arrimar el hombro. 'Un gesto de gran responsabilidad', como apuntaló ayer el secretario de organización de los socialistas, Marcelino Iglesias. La sociedad, dijo desde Zaragoza, 'quiere colaboración entre quien gobierna y quien está en la oposición', por lo que el acuerdo en Catalunya entre las dos grandes fuerzas políticas 'será muy beneficioso' para la comunidad, informa Efe.

El vicepresidente también aludió al talante más conciliador que Rajoy había mostrado en el pleno un día antes, urgiendo a Zapatero a trabar consensos. Reconoció que el discurso fue 'muy diferente en tono y contenido', aunque se teme que no sean más que fuegos de artificio, un mero 'gesto navideño', pues así 'contextualizó' su mensaje el líder del PP. 'Ojalá sea algo más que eso. Estaremos encantados', afirmó.