Público
Público

El Gobierno cree encauzada la crisis con Marruecos

El PSOE acusa al PP de "querer reeditar la conquista de Perejil"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha apostado por dar un perfil bajo al 'momento de dificultad' que se ha vivido en los últimos días en la frontera de Melilla, después de que el reino alauí denunciara supuestos malos tratos a ciudadanos marroquíes por parte de la Policía Nacional en los cuatro pasos fronterizos que hay que atravesar para entrar en territorio español.

Aunque hay anunciados nuevos bloqueos del tráfico comercial para la próxima semana, la jornada de hoy se desarrolló con normalidad tras el caos del pasado jueves. El tránsito de mercancías se restableció y los víveres comenzaron a llegar al mercado central de Melilla sobre las nueve y media de la mañana.

La normalidad en el tráfico de mercancías volvió hoy a la frontera

Los ministerios de Asuntos Exteriores e Interior mantienen 'todos los contactos y gestiones diplomáticas' para poner fin a la tensión, según fuentes del Ejecutivo. El Gobierno enviará la próxima semana a un funcionario, probablemente del Ministerio del Interior, para aclarar a las autoridades del país vecino los últimos incidentes ocurridos en la frontera. En este sentido, el ministro Alfredo PérezRubalcaba defendió hoy en Asturias el trabajo de la Policía y la Guardia Civil y afirmó que cumplen 'escrupulosamente' con los derechos humanos en la zona.

Rubalcaba puso en valor la cooperación entre España y Marruecos en materias como terrorismo internacional,cooperación policial, lucha contra el narcotráfico o inmigración ilegal. Recuperar esa normalidad es, así, 'muy favorable' a los intereses de España. El Gobierno, insistió el ministro, está manteniendo diálogos 'a distintos niveles' con las autoridadesmarroquíes para 'aclarar' lo sucedido estos días.

La secretaria de Política Internacional y Cooperación de los socialistas, Elena Valenciano, aseguró mientras tanto que episodios como los de los últimos días se repiten 'de forma cíclica' y que el trato con Marruecos ahora es 'sólido' y 'rico' tras la 'malísima' situación heredada de los años de gobierno del Partido Popular.

El PP exige que Moratinos comparezca en el Congreso

Valenciano acusó a los conservadores de 'querer volver al momento de la reconquista de Perejil' y aseguró que el Ejecutivo defiende los intereses de España desde una 'posición de diálogo'. La responsable socialista de Exteriores se mostró esperanzada en que esta tensión 'no afecte a los intereses económicos de España en el país vecino' y dejó claro que la buena relación interesa a los dos países, a pesar de las diferencias.

Sin embargo, el PP insiste en dibujar un panorama preocupante y exigió hoy la comparecencia en el Congreso de los Diputados del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, para que explique su 'vergonzante desaparición' en medio de la 'escalada de tensión' con Marruecos. Javier Arenas, vicesecretario de Política Local y Autonónima del PP, sostuvo que el bloqueo a Melilla debe solucionarse desde 'la firmeza' y 'nunca desde las absurdas cesiones'. En un acto por el empleo celebrado en Benalmádena (Málaga), Arenas demandó a José Luis Rodríguez Zapatero que 'apoye con todas las consecuencias' al presidente de la ciudad autónoma de Melilla, Juan José Imbroda, porque él 'es quien conoce este asunto', informa EP.

Juan José Imbroda, por su parte, declaró que el conflicto fronterizo es consecuencia de que el Ejecutivo español 'no ha sido capaz de poner en su sitio desde el primer minuto' a Marruecos. En declaraciones a Efe, el presidente de Melilla, que destacó la 'normalidad' con la que transcurrió la jornada de hoy en la frontera, se mostró confiado en que el rey de Marruecos, Mohamed VI, 'no autorice una prueba de hostilidad hacia a España permitiendo que unos desalmados campen a sus anchas por la frontera'. Las organizaciones marroquíes que bloquearon el jueves la frontera anunciaron nuevas acciones a partir del lunes.