Público
Público

El Gobierno culpa al anterior Ejecutivo para justificar sus contradicciones

Soraya Sáenz de Santamaría alega que "el PP no es ni era partidario de una subida de impuestos", pero tuvo que hacerlo por la desviación del déficit.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno sigue justificando sus contradicciones en relación a las subidas de impuestos  —ha pasado de criticarlas duramente cuando era oposición a aprobar un aumento de la carga impositiva sobre todos los trabajadores— en que el anterior Ejecutivo con los datos de déficit público.

El estribillo de la canción no ha variado un ápice en dos semanas: Mariano Rajoy no quería, pero se vio obligado a subir impuestos como el IRPF y el IBI porque no había otra salida para reducir el déficit desde el 6% previsto al 8%.

'Había que actuar y se ha actuado', ha presumido la ministra portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al consejo de Ministros. 'Si el Gobierno no se hubiera encontrado con un déficit del 8%, las decisiones hubieran sido otras, pero esto es lo que nos hemos encontrado y hemos tenido que tomar una decisión que no es fácil y a nadie le gusta, pero había que actuar y se ha actuado', ha zanjado.

Pese a que la videoteca es demoledora, Sáenz de Santamería ha asegurado que  Mariano Rajoy sigue 'pensando lo mismo' que antes de las elecciones generales y antes de llegar a La Moncloa: 'El PP no es ni era partidario de una subida de impuestos'.

Las contradicciones del actual Gobierno ha sido utilizada por el PSOE en una campaña titulada Donde dije digo... digo impuestos. El PSOE asegura en un comunicado que el presidente del PP y sus dirigentes reiteraron, una y otra vez durante la pasada legislatura y también durante la campaña electoral, que aplicarían una subida impositiva porque provocaría más paro, más crisis y más recesión. Añaden que ese mensaje lo mantuvo el líder del PP en mítines, entrevistas de televisión y en el debate 'cara a cara'. Incluso en el debate de investidura, dos semanas antes de que el ejecutivo aprobase la mayor subida de impuestos de la historia.