Público
Público

El Gobierno defiende la misión de paz en Kosovo

Cree que es "coherente" su postura diplomática con la presencia de tropas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La misión de las tropas españolas es humanitaria y trabajan para fomentar la estabilidad en la zona. Con este argumento la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, armó ayer la coherencia entre las posturas gubernamentales de oponerse a la independencia kosovar y mantener el destacamento español de las KFOR. Las declaraciones llegan tras los incidentes en la frontera serbia y la amenaza de Rusia de emplear la fuerza en caso de que la Unión Europea o la OTAN reconozcan la independencia de Kosovo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta se ratificó en la posición española, que al igual que Rusia, no reconoce 'la declaración unilateral'. En este sentido, y frente a la sensación de aislamiento que España a ofrecido los últimos días, fuentes del Ejecutivo destacaron que, de los 190 miembros de la ONU, sólo 50 ó 60 están en condiciones de reconocer el nuevo Estado. Reconocen, en cambio, que la mayoría de los países del entorno europeo y Estados Unidos mantienen posturas opuestas a la española. Una frase expresada por una persona cercanas al Gobierno ilustra la situación del estado: 'Ahora son independientes de Serbia y dependientes de todos los demás'.

Justicia, Ejercito y ETA
Otros tres temas merecieron la atención de la vicepresidenta. De la Vega restó importancia a las indisciplinas conocidas los últimos días de varios militares y reiteró que, a pesar de los 'casos aislados', el actual es el mejor ejercito de la Historia de España.

Menos palabras dedicó a la manifestación de medio centenar de funcionarios de Justicia que se desarrollaba cerca de La Moncloa. De la Vega aseguró que se está negociando una salida al conflicto. Para los presos de ETA ni eso: 'El gobierno no hace valoraciones'.