Público
Público

El Gobierno descarta una intervención del rey en el caso Haidar

Estados Unidos y España trabajan para que "se pueda alcanzar una solución a la situación de la señora Haidar y que abandone la huelga de hambre"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha reiterado que descarta la intervención del Rey para mediar en el caso de la activista saharaui Aminatu Haidar, en huelga de hambre en el aeropuerto español de Lanzarote desde hace casi un mes.

'No está pensada una intervención de Su Majestad el Rey' dijo Moratinos, tras reunirse durante algo más de una hora con la Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

El ministro se hizo eco de las palabras de su presidente, quien hace unos días afirmó que toda la interlocución con Marruecos se realiza desde el Ministerio de Asuntos Exteriores

Moratinos recalcó que que 'el Gobierno asume su responsabilidad como Gobierno', a lo que añadió que en situaciones como la de Haidar lo lógico es que 'la mayor responsabilidad' recaiga sobre el Gobierno.

'El Gobierno asume su responsabilidad como Gobierno'

En el encuentro, el ministro confirmó que entre los temas que abordó con Clinton figuró 'tanto el caso particular de la señora Haidar como la problemática del Sáhara Occidental'.

Apuntó que el Estado español ha sugerido a la activista en huelga de hambre que su causa 'justa, legítima de defensa del pueblo saharaui se puede hacer sin necesidad de continuar con la huelga de hambre'.

Hizo hincapié, asimismo, en que Estados Unidos y España 'quieren contribuir a que por fin pueda haber una integración regional magrebí'.

Dentro de esa estrategia es necesario, según Moratinos, que Marruecos y Argelia 'puedan entenderse', así como encontrar, con el Frente Polisario y Marruecos, 'una solución definitiva del problema del Sáhara que permita la libre autodeterminación del pueblo saharaui'.

Estados Unidos y España trabajan en esa dirección y trabajarán para que 'se pueda alcanzar una solución a la situación de la señora Haidar y que abandone la huelga de hambre', agregó el ministro español.

La activista saharaui fue detenida el 13 de noviembre pasado por la gendarmería marroquí al llegar a El Aaiún en un vuelo procedente de la isla española de Gran Canaria, tras recoger un premio en Estados Unidos.

Haidar fue devuelta al día siguiente a España en un vuelo que aterrizó en Lanzarote, también en el archipiélago de las Canarias, en cuyo aeropuerto emprendió una huelga de hambre al no conseguir volver al Sahara Occidental.

La activista acusa al Gobierno español de presionarla y de hacer 'chantaje' al pueblo saharaui e insiste en que lleva a cabo su protesta por convicción y en que 'nunca' ha actuado 'bajo presión'. Y tiene muy claro que regresará a su casa en El Aaiún: 'Viva o muerta pero voy a regresar' , informa Susana Hidalgo.

Aminatu Haidar está en posesión de dos premios otorgados en Estados Unidos, el Robert Kennedy de los Derechos Humanos del 2008 y el premio al Valor Civil 2009 que otorga la neoyorquina Train Foundation.