Público
Público

El Gobierno es favorable a que Cultura gestione los toros

Rubalcaba y González-Sinde son partidarios del traslado de las competencias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno sólo ha necesitado una semana para atender la petición de los toreros de que la lidia sea administrada por el Ministerio de Cultura y no el de Interior, como en la actualidad. Ayer, el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, y el diputado Txiki Benegas mantuvieron un encuentro con representantes del mundo del toro en el que anunciaron que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, está a favor de que se realice el traspaso de competencias.

Los diputados socialistas trasladaron a los toreros Julián López, El Juli, Enrique Ponce y Cayetano Rivera y al presidente de la patronal de los ganaderos, Carlos Núñez, la 'buena disposición' de su partido y del propio Rubalcaba para que ese cambio se llegue a realizar, aunque no concretaron ni fechas ni condiciones. Simplemente, expresaron su intención de trabajar por el cambio.

El PSOE trasladó al mundo del toro su 'buena disposición' al cambio

Más adelante, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, aseguró que esas competencias 'serán bien recibidas' cuando se considere oportuno por el Gobierno, 'bien sea en una semana o dentro de unos meses'. 'Yo siempre estoy de acuerdo con el señor Rubalcaba, porque ha demostrado que es una persona con mucha sensibilidad y que siempre ha apoyado a la cultura', añadió.

González Sinde recordó por otro lado, durante la presentación de los presupuestos de Cultura para 2011, que la potestad normativa sobre el mundo de los toros está 'prácticamente transferida' a las comunidades autónomas.

La ministra recordó que la materia está transferida a las autonomías

De este modo, se escenifica una concesión que buena parte de la industria taurina venía reclamando formalmente desde la prohibición de la lidia en Catalunya. La primera piedra se puso la semana pasada, cuando González-Sinde recibió a siete toreros para escuchar sus peticiones. En ese encuentro, la ministra les aseguró que estudiaría cómo realizar esa mudanza.

El traspaso de competencias se puede considerar meramente simbólico, dado que la de Asuntos Taurinos es sólo una función más atribuida a la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior y carece siquiera de departamento propio. La razón es sencilla: la materia de espectáculos taurinos está transferida a las comunidades autónomas desde 1991. En Interior se limitan a organizar la seguridad en los festejos y a recabar los datos de cada autonomía para realizar un anuario estadístico.

Los matadores piden este traslado porque se consideran artistas, pero hay razones más prosaicas: si se considerase a la lidia un bien cultural, las actividades taurinas tributarían un 8% de IVA, en lugar del actual 18%, con las consiguientes ventajas para la industria.

Según los colectivos antitaurinos, esta rebaja del IVA ahorraría a los empresarios taurinos alrededor de cien millones de euros al año.

En cualquier caso, ese rebaja fiscal no se realizaría automáticamente al llegar la tauromaquia a Cultura, ya que esa decisión depende de un tercer ministerio, el de Economía y Hacienda.