Público
Público

El Gobierno insta a los activistas a cumplir la ley

El Ejecutivo acepta la versión de Rabat sobre los sucesos de El Aaiún y obvia la de los agredidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Asuntos Exteriores emitió un comunicado en el que daba crédito a las explicaciones ofrecidas por el Gobierno de Marruecos sobre la detención de 11 activistas españoles que participaron en una manifestación a favor de los derechos de los saharauis el pasado sábado. 'El Gobierno español, comprometido con la defensa de los derechos de sus ciudadanos en el extranjero, reitera la necesidad de respetar la legislación vigente y confía que estos incidentes no vuelvan a producirse', reza el comunicado.

Por la mañana, el Ejecutivo había encargado al secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Juan Pablo de Laiglesia, que pidiera explicaciones al Gobierno de Marruecos. En una conversación telefónica con su homólogo marroquí, Yusef Amrani, este insistió en que 'los activistas españoles participaron en una manifestación ilegal y no autorizada'. Su versión es que se produjo un enfrentamiento entre los manifestantes y los ciudadanos marroquíes y fue en este contexto donde se produjeron 'las agresiones a algunos de los activistas españoles'.

Los activistas, que llegaron por la mañana a Las Palmas, sostuvieron desde el primer momento que fueron golpeados salvajemente por policías disfrazados de civiles. Los 11 que pasaron más de siete horas detenidos en comisaría afirmaron haber identificado en dependencias policiales a algunos de sus agresores. El comunicado del Gobierno no parece haber tenido en cuenta la versión de los 14 españoles, que anunciaron nuevas acciones de protesta en favor del pueblo saharaui.

El Gobierno observa con 'preocupación' la sucesión de incidentes con Marruecos, pero para resolver los conflictos no se saldrá del carril de 'una diplomacia firme, inteligente y sensata'. Así se expresó por la mañana José Luis Rodríguez Zapatero, que defendió en Shanghai que su Gobierno responde 'a cada situación de dificultad con la dosis adecuada de diplomacia'. 'No vamos a caminar por otro derrotero', subrayó al ser preguntado por este nuevo incidente entre España y Marruecos. Y fue más allá, recordando que 'puede que algunos se empeñen, pero es un principio esencial de la política exterior del Gobierno que presido mantener una buena relación con un país vecino como Marruecos, con el que compartimos muchos intereses', dijo.

'Es esencial mantener una buena relación con Marruecos, con el que compartimos intereses', Zapatero

La proximidad entre la visita a Rabat del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que hace una semana se reunió con su homólogo marroquí y con el propio rey Mohamed VI, sirvió a la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, para subrayar que 'nunca se ha cosechado un fracaso tan rápido en las gestiones diplomáticas'. En su opinión, 'Rubalcaba fue a Rabat a tomar el pelo a los españoles'. Por ello, anunció que el PP solicitará su comparecencia para que explique si los acuerdos con Marruecos 'incluyen también el respeto de los españoles en ese  territorio'.

Saenz de Santamaría reclamó la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores. Otras formaciones políticas como ICV, CC y UyD, también lo solicitaron. El portavoz de ICV, Joan Herrera, pidió además que se llame a consultas al embajador español en Marruecos y presentó varias preguntas en el Parlamento. A Herrera le parece 'insólito e inaceptable' que el Gobierno no exprese ninguna queja ante Rabat después de las agresiones que sufrieron los activistas españoles.

El grupo de españoles agredidos y detenidos por la policía marroquí tras manifestarse en El Aaiún el pasado sábado llegó ayer por la mañana al puerto de Las Palmas (Gran Canaria) con fuerzas renovadas. Sorprendida y satisfecha del eco que tuvo la acción, la activista Carmen Roger anunció la intención de la asociación SaharAcciones de iniciar “una cadena de actos que mantenga en vilo al Gobierno marroquí y al español”, porque también tienen algo que decir en ese territorio. La paliza que recibió, de la que aún quedaban signos visibles ayer, no ha mermado la intensidad de su lucha. “El trabajo de SaharAcciones debe continuar en cualquier punto del globo, no sólo en Marruecos sino también en Francia y en otros países”, subrayó. Por ello, invitó a participar en esas acciones a todas las personas que les estaban esperando al llegar a Canarias. “Nosotros no vamos a poder ir a Marruecos, pero hay otras personas que pueden contribuir a esa cadena para defender los derechos del pueblo saharaui”. Los 11 detenidos, según informó Roger, presentarán en breve una denuncia por las agresiones recibidas de la policía marroquí, a las que adjuntaran los partes médicos por las lesiones causadas.