Público
Público

El Gobierno invierte 120 millones en formación de alumnos bilingües

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Inglés en Infantil y un segundo idioma en Primaria, con el objetivo de que el alumno que termine Secundaria se exprese correctamente en un idioma extranjero. El Gobierno ha acordado con las comunidades autónomas la inversión de 120 millones durante el curso que acaba de empezar para realizar 'el primer programa' de enseñanza de idiomas que se hace en España, tal y como anunció ayer el ministro de Educación, Ángel Gabilondo.

El programa impulsará la enseñanza de inglés más allá del ámbito escolar. 'El objetivo es seguir el modelo portugués, donde los niños ven los dibujos animados en el idioma original', detallan fuentes del Gobierno. El ministerio impulsará una campaña de concienciación sobre las familias para que 'utilicen tecnologías que ya están activas, como el TDT, donde se pueden ver las películas subtituladas'.

El programa impulsa económicamente medidas ya en marcha, como el aumento de plazas en la Escuela Oficial de Idiomas o las estancias en el extranjero de los profesores de idiomas. Pero incluye otras novedades, como la implantación sin obligatoriedad del idioma extranjero de 3 a 6 años. Así se quiere paliar algunos defectos que instituciones internacionales como la OCDE han dejado al descubierto en repetidas ocasiones: en España se estudian menos horas de idioma extranjero que en el resto de Europa.

El paquete de medidas educativas aprobadas en el Consejo de Ministros incluyó la presentación del presupuesto de becas universitarias para este curso, que asciende a 1.530 millones. 'La mayor dotación de la historia', según la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Pese al esfuerzo, España sigue lejos de los países nórdicos en porcentaje de alumnos que acceden a una beca, pese a tener matrículas más caras.

La OCDE cree que en España sólo el 38% de los alumnos disfruta de una ayuda porque el Estado apuesta por una política que prioriza la universalización de la educación superior frente a la subida del precio de las matrículas.