Público
Público

El Gobierno niega que tolerase los vuelos secretos de la CIA

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, destaca que España siempre ha defendido la protección de los derechos y libertades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Negarlo todo. Esa es la estrategia del Gobierno en referencia a las filtraciones de Wikileaks.

Las últimas esas que dicen que el Gobierno español 'no puso reparos a los vuelos secretos de la CIA en los que se transportaba a sospechosos de terrorismo detenidos ilegalmente.

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, lo negó este jueves con rotundidad y destacó que España siempre ha defendido la protección de los derechos y libertades.

' La protección integral de todos los derechos y de todas las libertades es necesaria'

'El Gobierno español desde hace años ha sido especialmente claro en que en la lucha contra el terrorismo es necesaria la protección integral de todos los derechos y de todas las libertades', dijo Camacho al ser preguntado por los cables filtrados por Wikileaks.

'Por otro lado, no creo que haya ninguna duda acerca de que el Gobierno español ha colaborado plenamente con la administración de justicia en esa investigación. Por lo tanto creo que no hay dudas ni puede haber dudas acerca de la claridad del Gobierno en la protección de los derechos y las libertades, incluso en la lucha contra el terrorismo', insistió.

Al ser interrogado sobre si desmentía que hubo connivencia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con los vuelos de la CIA, el secretario de Estado de Seguridad respondió: 'Por supuesto'. 'Lo que no se puede es sacar conclusiones acerca de las opiniones vertidas por una persona concreta que relata una realidad en un documento que remite a un departamento en EEUU'.

'Yo creo que a lo largo de los últimos años ha quedado claro que existe un poder judicial autónomo, libre y responsable en nuestro país', ha dicho.

Las filtraciones de Wikileaks, indicó el secretario de Estado de Seguridad, 'no van a enturbiar las relaciones con EEUU ni con ninguno de los países con los que tenemos una relación intensa y que además, desde el punto de vista de mi ministerio, es esencial para garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos'.