Público
Público

El Gobierno no da crédito a las amenazas del PSC

El Ejecutivo considera que forman parte del escenario de la negociación 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno central quita hierro a las declaraciones del portavoz del PSC, Miquel Iceta, que alertó de un 'peligro de radicalización' en Catalunya si no había un acuerdo sobre la financiación autonómica y no descartó un veto a los presupuestos. Fuentes de la delegación española que acompaña a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, en su viaje a México, consideraron ayer que estos posicionamientos forman parte del escenario de la negociación, y que por tanto hay que ser cautos a la hora de hacer valoraciones. En otras palabras, que no hay que darles demasiada credibilidad.

Las mismas fuentes están convencidas de que una vez se supere la actual etapa de 'interpretación' de la propuesta presentada por el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, se llegará a un acuerdo. Con todo reconocen que 'parece imposible, en tiempo y forma', hacerlo antes del 9 de agosto, que es la fecha que fija el Estatut, una ley orgánica aprobada por el Congreso.

Precisamente, la consellera de Justicia, Montserrat Tura, declaró ayer que 'estaría bien' que el Gobierno hiciera un pronunciamiento antes del próximo sábado en el que asuma las pautas que fija el Estatut sobre la financiación. Tura afirmó que el gesto 'no parece demasiado complicado', pero advirtió que si no lo hay el Gobierno 'tendrá que entender que la Generalitat haga lo que crea oportuno'. El Govern ya ha asumido que no se cumplirá el Estatut en lo relativo a la fecha, pero confía en que haya un acuerdo sobre las cifras durante el mes de septiembre para que sea posible la aplicación del sistema en 2009.

En la misma entrevista, Miquel Iceta advertía de que si se bloquea la financiación se dará argumentos a los que reclaman un sistema de concierto para Catalunya. Eso dio motivo ayer al PSOE andaluz para advertir a la Generalitat que se opondrán frontalmente a 'cualquier intento' de fijar un sistema de financiación similar al concierto económico que recoge la Constitución sólo para Euskadi y Navarra.

'La Constitución española no lo admitiría. Es imposible', dijo ayer Luis Pizarro, número 2 del PSOE andaluz, incluyendo también entre sus líneas rojas la 'imposibilidad' de que el Govern catalán negocie bilateralmente con el Ejecutivo español. Pizarro también criticó cualquier tipo de alianza entre Catalunya y el País Valenciano en esta cuestión.