Público
Público

El Gobierno no prevé pedir rescate en lo que queda de año

Fuentes del Ejecutivo aseguran que la ayuda de la UE no es necesaria porque están prácticamente cubiertas las necesidades de financiación españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no prevé pedir ayuda financiera a la Unión Europea en lo que queda de año por entender que las necesidades de financiación están cubiertas, según han informado fuentes del Palacio de la Moncloa. El pasado lunes, el jefe del Ejecutivo aseguró, en su comparecencia conjunta con el primer ministro italiano, Mariano Monti, que el rescate no es 'imprescindible en este momento' para los intereses generales de los españoles. En medio de las especulaciones de las últimas semanas acerca de cuándo pedirá España esa ayuda, fuentes del Gobierno han subrayado este miércoles que el Ejecutivo no prevé hacerlo en el corto plazo mientras la prima de riesgo siga en los términos actuales y no se dispare.

En el Gobierno se argumenta que España ya ha colocado alrededor del 96% de la deuda que tenía previsto emitir a medio y corto plazo este año. Es más, recuerdan que el coste de financiación es ahora incluso menor que hace un año. Un portavoz oficial del Ejecutivo ha señalado que no pedir el rescate este año no supone 'novedad' ni 'cambio' con respecto a esas manifestaciones del jefe del Ejecutivo hace tan solo dos días asegurando que no es 'imprescindible' en este momento. Fuentes gubernamentales han insistido en que el rescate no soluciona los problemas de la zona euro y que lo prioritario tiene que ser avanzar en la integración europea, en especial en la unión bancaria y fiscal.

En este punto, han recordado que en 1996 la prima de riesgo superaba los 500 puntos pero la 'certidumbre' que ofrecía el proceso de construcción europea con la llegada del euro ayudó a superar las dificultades entonces. Ahora tiene que ocurrir lo mismo, en opinión del Ejecutivo.

En el debate en el Pleno, Rajoy ha insistido en que no renuncia a solicitar ayuda financiera a la Unión Europea si es necesaria para los intereses generales del país. El presidente del Gobierno ha hecho hincapié en que el plan del Banco Central Europeo (BCE) para comprar bonos en el mercado secundario es un instrumento 'muy importante' y ha instado a los diputados a tener la 'total y absoluta certeza' de que si España necesita el rescate él lo solicitará.

'No renuncio a utilizarlo si fuera necesario a los intereses generales de los españoles. De la misma manera que pedimos el préstamo para las entidades financieras, si yo creo que es necesario para los intereses generales, también lo haré y lo explicaré en el Congreso', ha manifestado. Ha precisado no obstante, que hay que tener en cuenta tres asuntos importantes: no se sabe todavía qué impacto va a tener en la prima de riesgo el plan de compra de bonos del BCE, ese plan tendría una condicionalidad, y para que el Banco actúe se necesita además 'el apoyo unánime' de todos los países de la zona euro.