Público
Público

El Gobierno reclama un "esfuerzo de todos" para sumarse a la reforma

El vicepresidente tercero, Manuel Chaves, pide a CiU que apoye la medida. El objetivo pasa, para él, en enviar un mensaje claro a los mercados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ha reclamado 'un esfuerzo de todos, del PSOE y del PP, pero también de CiU, para sumarse' al cambio de la Constitución.

Chaves ha pedido a los partidos que 'abandonen estrategias electoralistas' y ha hecho un llamamiento a la generosidad, al mismo tiempo que ha recordado lo importante que fue el apoyo de CiU al proceso constitucional de 1978. 'Sería muy importante contar con el apoyo de CiU en el proceso de este cambio', ha declarado para señalar que hay 'espacio para el consenso'.

Además de reclamar su apoyo, el ministro de Política Territorial ha anunciado que no es 'momento' para una propuesta como la del líder de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, que pidió que la reforma incluyese una limitación del déficit fiscal entre los diversos territorios del Estado. 'Es muy respetable, pero nos alejaría de los objetivos concretos que tienen en este momento y que pasan por dar un mensaje muy claro a los mercados sobre nuestro compromiso en la contención del déficit', ha recordado Chaves.

La modificación del artículo 135 de la Carta Magna, para Chaves, es 'flexible', lo que 'garantiza la cohesión social', y deja 'margen de maniobra a los gobiernos ante situaciones de recesión económica o emergencia de cualquier tipo'. Asimismo, ha negado que suponga una 'amenaza para desarrollar políticas sociales' ni que ponga 'en peligro el Estado de Bienestar'.

'Es una cuestión de solidaridad intergeneracional'

Acerca de las críticas ciudadanas que demandan una consulta popular para votar la medida, Chaves ha afirmado que la reforma no supone una pérdida de soberanía y la ha comparado con la inclusión de España en la UE, 'que implicó una cesión de soberanía consentida'.

Con este cambio, ha dicho, se envía 'un mensaje claro: nuestro país no se va a gastar más dinero del que razonablemente pueda pagar'. Un mensaje que, en su opinión, 'atiende las urgencias y necesidades del presente' y que supone que las generaciones futuras no pagarán los excesos deficitarios actuales. 'Es una cuestión de solidaridad intergeneracional', ha concluido.

Durante la sesión parlamentaria de hoy, en la que se votaba la tramitación de la reforma, el portavoz de CiU, Duran i Lleida, ha criticado el pacto de PSOE y PP y los ha acusado de 'romper el proceso constituyente'.

Durante la votación, los diez diputados de la formación nacionalista, pese a ejercer el turno en contra para forzar un debate, levantaron las manos y renunciaron a votar como forma de protesta.

La iniciativa seguirá adelante con los votos a favor de PSOE, PP y UPN (318 votos a favor, 16 en contra y dos abstenciones).