Público
Público

El Gobierno recuerda a Mas lo que le pasó a Ibarretxe

Sáenz de Santamaría pide al presidente de la Generalitat que se ocupe "de lo que realmente importa" y advierte del "perjuicio económico" que causan estas iniciativas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La última propuesta de Artur Mas para satisfacer las pretensiones independentistas de la Generalitat y los catalanes que las apoyan pasa por una reforma constitucional que permita a Catalunya ser un Estado dentro de otro Estado, el español. El Gobierno ha tardado muy poco, apenas unas horas, en darle respuesta y en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha sugerido a Mas que recuerde 'los precedentes' que ha habido en España con este tipo de iniciativas. El precedente, aunque no lo ha citado explícitamente, es el plan soberanista que el entonces lehendakari Juan José Ibarretxe anunció en 2001 y que, tras su rechazo en el Congreso de los Diputados y una consulta a los vascos que declaró institucional el Tribunal competente en 2008, supuso la muerte política de Ibarretxe en 2009, según los conservadores, al perder la Lehendakaritza a pesar de la mayoría simple.

Sáenz de Santamaría ha pedido por segunda vez al president 'moderación y prudencia' en sus planteamientos, porque la prioridad de los gobiernos en este momento, debe ser 'salir de la crisis, crear empleo'. La número dos del Ejecutivo ha recordado a los muchos ciudadanos que, en su opinión, 'se sorprenden de cómo ciertos debates les son ajenos'. Y pidió a Artur Mas que se pregunte si realmente 'está dando respuesta a lo que estos ciudadanos le exigen'. 'Gobernar es saber dónde está la prioridad -advirtió-. Uno debe saber para quién gobierna y no distraerse de lo que realmente importa'. Además, alertó de los 'perjuicios económicos' que conllevan este tipo de iniciativas, en un momento en el que 'los mercados están pendientes de la situación política' en España.

'Uno debe saber para quién gobierna y no distraerse de lo que realmente importa'

La vicepresidenta quiso también restar trascendencia política al hecho de que ningún miembro del Gobierno, salvo la delegada en Madrid, Cristina Cifuentes, fuera al desayuno-coloquio que el presidente Mas ofreció en Madrid ayer jueves.'No era un acto institucional, sino de comunicación, por lo que no es obligatoria la asistencia', zanjó. Sobre el encuentro que mantendrá Mas con el presidente Mariano Rajoy en La Moncloa el próximo jueves 20 por la mañana, Sáenz de Santamaría no ha querido adelantar nada, aunque las fuentes de su entorno garantizaron que el jefe del Ejecutivo no va a cambiar de posición: ni pacto fiscal en los términos de CiU ni, por descontado, reforma de la Constitución. La Comisión Bilateral Generalitat-Estado, que debería haberse celebrado en julio, primero, y el 17 de septiembre, después, no tiene nueva fecha todavía.