Público
Público

El Gobierno redoblará sus objetivos de déficit

Zapatero reúne de urgencia a su equipo económico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prioridad del Gobierno es 'convencer a los mercados de que España cumplirá el compromiso de déficit', señalaron fuentes del Ejecutivo. Un objetivo que ha sido puesto en tela de juicio por los anuncios de varias comunidades gobernadas por el PP de que lo superarán. 'Vamos a ser implacables' para que las autonomías se ajusten a los porcentajes establecidos, advirtieron las citadas fuentes.

Este fue uno de los temas tratados en la reunión de urgencia convocada por el presidente del Gobierno en la Moncloa horas después de comenzar sus vacaciones en Doñana para analizar con su equipo económico la crisis de deuda de los últimos días y la 'respuesta' que conviene dar. Al cónclave asistieron la vicepresidenta primera, Elena Salgado; el portavoz del Gobierno, José Blanco; el ministro de la Presidencia, Ramón Jaúregui; el director de la oficina económica, Javier Vallés, y el director de Gabinete de Zapatero, José Enrique Serrano.

El Ejecutivo se propone ser 'implacable' con las autonomías

En rueda de prensa, la vicepresidenta explicó que el Ejecutivo aborda la situación 'con preocupación y responsabilidad'. Ahora bien, en el turno de preguntas añadió que con 'relativa tranquilidad', atendiendo a la previsión de cerrar 2011 con una deuda del 68% del PIB. Un porcentaje que está muy lejos del de otros países que padecen estas tensiones. En este sentido, evitó calificar la situación de 'gravísima', como hizo el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Durán i Lleida, el pasado martes.

Durán fue uno de los primeros en ser informado por Zapatero de la situación económica como también lo fue el líder del PP, Mariano Rajoy. Un gesto del presidente, en opinión de Salgado, que espera sea reconocido por el líder de la oposición y que 'haga honor a esa confianza'. Más crítica se mostró con las declaraciones del portavoz del PP Cristóbal Montoro sobre la vulnerabilidad de España y la necesidad de adelantar aún más las elecciones. 'Sería bueno que no hiciera esas declaraciones', señaló la vicepresidenta.

Salgado afirma que abordan la situación 'con relativa tranquilidad'

Poco después de aterrizar en Madrid, Zapatero inició la ronda de contactos con el resto de portavoces de los grupos parlamentarios. 'Preocupado, pero sereno', es como percibió el diputado de IU, Gaspar Llamazares, al presidente. Nada que ver con el 'dramatismo impostado que reflejaron el PP y CiU', señaló Llamazares, para quien 'nadie en su sano juicio piensa que España es intervenible'.

El diputado cuestionó la actuación de los organismos europeos. 'No he visto el esfuerzo del BCE para respaldar el euro o impulsar la unidad fiscal', apuntó. Llamazares fue uno de los siete portavoces que recibió la llamada del presidente (habló con CC, BNG, CC, UPN, ERC, UPyD y Na Bai), que también contacto por segunda vez con Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba.