Público
Público

El Gobierno se replantea el debate de los apellidos

Rubalcaba está "abierto" a alternativas al método alfabético 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno avivó ayer el debate sobre el orden de los apellidos que se pone a los recién nacidos al reconsiderar su propuesta de que, en caso de que los progenitores no se pongan de acuerdo, prime el orden alfabético. 'Nosotros creímos que era una solución, pero el Gobierno está abierto a estudiar una fórmula distinta', aseguró el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Los grupos parlamentarios 'pueden dar una solución diferente', reconoció. El proyecto de ley está en la fase de presentación de enmiendas en el Congreso. 'No seremos nosotros los que nos hagamos fuertes en este mecanismo, puede haber otro más sensato', aseguró el vicepresidente primero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

'Va a haber muchos Aguirres y pocos Zapateros', dice Esperanza Aguirre

En lo que no cederá el Gobierno es en eliminar la supremacía del apellido paterno, advirtió además Rubalcaba. Con la ley en vigor, los progenitores pueden escoger el orden de sus apellidos pero, si no hay acuerdo, es el del padre el que siempre va delante. 'No es justo ni igualitario', denunció el vicepresidente primero. 'No cabe en la Constitución', insistió. La Carta Magna establece la igualdad entre hombres y mujeres.

Desde que el proyecto de ley se dio a conocer, el jueves pasado, numerosos expertos han coincidido en el hecho de que el orden alfabético podría hacer desaparecer, en años, muchos apellidos. Rubalcaba ironizó ayer sobre esta polémica. 'He leído que mi apellido es de los que está en peligro de extinción. El mío no es Rubalcaba sino Pérez y tengo que empezar defendiendo el apellido de mi padre, que no me perdonaría que no lo hiciera', apostilló.

El orden alfabético en caso de conflicto fue la opción que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aconsejó al Gobierno. En su última memoria, cuando el Ejecutivo preparaba entonces el anteproyecto de Ley del Registro Civil, el CGPJ defiende que 'la regla supletoria que determina el orden de los apellidos en caso de desacuerdo entre los progenitores' no debe tener en cuenta 'la procedencia paterna o materna del apellido, sino las características objetivas de los apellidos en cuestión'.

La propuesta del Ejecutivo sigue el consejo de los jueces

Por ello, el órgano de gobierno de los jueces propone que o bien se ordenen los apellidos por orden alfabético o bien se primen aquellos menos frecuentes. También aconseja que se puedan poner apellidos de los abuelos que se han perdido por proceder de la vía materna, informa Europa Press.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se sumó ayer a las críticas de su partido a la reforma que plantea el Ejecutivo. Reiteró que es 'una liebre que ha soltado el Gobierno' para que no se hable de que el Ejecutivo 'no acaba de meterle mano a las reformas que España necesita'.

Aguirre bromeó sobre el hecho de que el alfabeto pueda determinar el apellido de los españoles: 'Va a haber muchos Aguirres y muy pocos Zapateros'. La presidenta de Madrid olvidó que esta regla sólo se aplicaría cuando no hubiera acuerdo entre los progenitores. Rubalcaba destacó que el número de estos casos es 'un porcentaje pequeñísimo'.

Por su parte, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, recordó que el cambio de apellidos 'no afecta al problema de la igualdad de fondo' que hay en España. La Defensora del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, consideró además que eliminar la primacía del apellido masculino 'es un avance' en la igualdad. Pero expresó 'preocupación' por si la norma genera 'desorden'.