Público
Público

El Gobierno sopesa volver a 120 km/h

La prórroga de la rebaja del límite de velocidad a 110 km/h está condicionada al precio del petróleo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La medida para limitar la velocidad máxima en autopistas y autovías a 110 kilómetros por hora, que el Gobierno aprobó el pasado mes de marzo, podría llegar a su fin el próximo 30 de junio. Ese era el plazo de vigencia previsto inicialmente por el Ejecutivo, que dejó la puerta abierta a prorrogar ese límite durante el verano. A seis días para que venza el periodo estipulado, el Gobierno sopesa que a partir del verano la velocidad máxima en autopistas y autovías vuelva a ser de 120 km/h.

La posible retirada del límite de 110 km/h, que tiene previsto debatir hoy el Consejo de Ministros, coincide con la decisión de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), conocida ayer, de liberar durante el próximo mes de julio dos millones de barriles diarios de los miembros de esa organización, para compensar la interrupción del suministro libio y evitar que la recuperación global flaquee si los precios siguen subiendo.

El anuncio provocó un desplome inmediato del precio del crudo, que antes de que la AIE diera a conocer la medida, estaba en niveles similares a los de marzo pasado (cuando se impuso el límite de 110 km/hora) y que, después, por momentos, cayó a mínimos de hace cuatro meses. Tras el batacazo de ayer, de cerca de un 6% el petróleo Brent (de referencia para Europa) es ahora, en euros (la referencia que suele utilizar el ministro de Industria, Miguel Sebastián), un 8% más barato que en marzo y un 4,5% menos que el día anterior (un 5,3% en dólares).

Aunque algunos sectores del Gobierno apostaban por prorrogar la reducción de velocidad, destinada a ahorrar combustible y reducir la factura energética de España, la decisión de la AIE puede inclinar la balanza a favor de la vuelta a los 120 km/h, que no requiere promulgar ninguna norma, ya que el real decreto que fijó el límite actual marcaba como fecha tope para su vigencia el próximo 30 de junio. Sólo si se prorroga, será necesario publicar un nuevo decreto.

De momento, fuentes gubernamentales aseguran que los informes de los ministerios del Interior, Industria y Economía sobre el límite vigente 'no son concluyentes', por lo que, insisten, todavía 'no hay nada decidido', aunque el Ejecutivo se inclina por los 120 km/h si los precios del petróleo siguen bajando. El Gobierno ya advirtió de que apuraría hasta el final para decidir sobre la prórroga. En el caso de Industria, y según un portavoz de ese Ministerio, el departamento se decantaba por mantener el actual límite hasta la medianoche de anteayer, cuando supo que la decisión de la AIE era inminente.

El pasado 7 de junio, el ministro de Industria, un acérrimo defensor del ahorro dada la elevada dependencia energética de España (cercana al 80%), ya avisó de que 'los precios del petróleo serían un argumento para levantar la medida', aunque resaltó que en marzo y abril el ahorro, sólo en carburantes (es decir, sin contar los impuestos nodesembolsados por los ciudadanos) alcanzó los 200 millones de euros.

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba [que fue el promotor original de la iniciativa, que está contemplada en los protocolos de actuación en caso de cortes del suministro energético], coincidió en que la medida había sido 'efectiva' desde el punto de vista del ahorro. La disminución del límite de velocidad ha reducido un 5,8% el consumo de carburantes en estos dos meses, lo que equivale a 2,1 millones de barriles de petróleo.

La iniciativa, cuya implantación costó 250.000 euros por la modificación de las señales en autopistas y autovías, forma parte de un paquete de medidas aprobadas en marzo por el Consejo de Ministros con las que el Gobierno pretendía ahorrar cerca de 2.300 millones en importaciones de crudo en un año.

Por otra parte, y aunque el Gobierno no se ha cansado de repetir que el nuevo límite de velocidad es 'una medida de ahorro' y no de 'seguridad vial', la cifra de muertos ha caído más de un 15,5% desde el pasado 7 de marzo hasta el 20 de junio respecto al mismo periodo de 2010. Aun así, la DGT advierte de que es difícil cuantificar qué parte de responsabilidad ha tenido la nueva limitación en este descenso.

Las asociaciones de víctimas esperan que el Gobierno mantenga el límite actual porque 'menor velocidad es siempre sinónimo de menos accidentes', asegura el colectivo DIA. En el otro extremo, el Movimiento 140, que recurrió la medida ante el Supremo, insiste en que la posible retirada del límite de 110 simbolizaría 'el fracaso' de la decisión del Gobierno.

47% radares fijos

Un mes después de la entrada en vigor de la medida, las multas de radares fijos cayeron un 47%. Pero en la última semana de mayo subieron un 8% interanual. La DGT habló de que había habido 'cierto relax' en los conductores.

16% radares móviles

Las multas registradas por radares móviles crecieron un 16%. De enero a febrero, hubo 118.916 denuncias, que crecieron a 138.382 en los meses de marzo y abril.