Público
Público

El Gobierno suprimirá otras dos Secretarías de Estado

Desaparecen Iberoamérica y Turismo. Diego López Garrido mantendrá su silla como 'viceministro' para la UE. El Ejecutivo eliminará el puesto de Nicolás Martínez-Fresno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno adelgazará algo más su estructura administrativa. Mañana viernes, el Consejo de Ministros discutirá la supresión de dos Secretarías de Estado –la de Iberoamérica y la de Turismo– y la eliminación del cargo de Alto Representante para la Presidencia Europea y otras Reuniones de Alto Nivel, que también tenía la categoría también de Secretaría de Estado. 

Distintas fuentes gubernamentales consultadas por Público dan por hecho que la reorganización de la cúpula del Ejecutivo 'es segura' –ya consta en el orden del día enviado a todos los ministerios–, aunque todavía cabría un nuevo aplazamiento. En este caso, por razones de 'oportunidad política'. 

La remodelación más profunda corresponde al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, cuyo organigrama no se tocó en el primer recorte, aprobado el viernes 30 de abril, porque era preferible esperar al término de la presidencia europea. 

Durante semanas se daba por sentado que las actuales cuatro Secretarías de Estado del ministerio que dirige Miguel Ángel Moratinos –Exteriores, Unión Europea, Iberoamérica y Cooperación– se quedarían en dos únicamente. Pero esta semana Moncloa flexibilizó sus condiciones: podrían mantenerse tres secretarías de Estado. 

Y así será. Está previsto que Juan Pablo de Laiglesia sume a su cartera de Iberoamérica la de Exteriores, una unión que, de hecho, existía hasta que José Luis Rodríguez Zapatero encargó en 2006 a Trinidad Jiménez la política exterior en América Latina. Moratinos contará como segundo viceministro a Diego López Garrido, que mantendrá su Secretaría de Estado para la Unión Europea. Su área es la que iba a sucumbir y la que ahora ha repescado el ministro. No obstante, como subrayan fuentes cercanas a Moratinos, 'Diego se habría quedado en Exteriores de una u otra forma'. La otra opción posible, en caso de no haberse podido salvar su cartera, habría sido la de enviarle a una embajada. Soraya Rodríguez, responsable de Cooperación, preservará sus competencias intactas. 

La Secretaría de Estado de Turismo, dirigida desde 2008 por Joan Mesquida –anterior director general de la Policía y la Guardia Civil– desaparecerá también. Se rebajará su rango: se convertirá en una secretaría general. Así, sólo quedarán en pie en el ministerio de Miguel Sebastián tres Secretarías de Estado (Comercio, Telecomunicaciones y Energía).

El tercer alto cargo que desaparecerá será el que detentaba desde el 18 de abril de 2008 Nicolás Martínez-Fresno y Pavía, alto representante para la Presidencia de la UE, con rango de secretario de Estado. El Gobierno entiende que, concluido el semestro europeo, no tiene sentido mantener esa área. 

Si el Consejo de Ministros aprueba mañana los cambios, se conocerá si también se suprimen o fusionan más escalones de primer nivel. Lo que todavía seguirá pendiente será la reestructuración de las subdirecciones generales, para la que aún no hay fecha, pero que incluso podría estar lista para antes de agosto, según avanzan fuentes del entorno de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, de quien depende la coordinación del tijeretazo en el Ejecutivo.