Público
Público

El Gobierno tiende la mano a Rabat y defiende a la policía

Zapatero ofrece "aclaración, diálogo e información"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La primera intervención del presidente del Gobierno sobre la cascada de quejas formuladas por Marruecos en el último mes estuvo dedicada ayer a defender la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que trabajan en la frontera y a tender la mano a Rabat ofreciendo las explicaciones necesarias. 'Aclaración, diálogo e información y, por supuesto, convencimiento de que nuestras fuerzas de seguridad actúan con la máxima corrección', dijo José Luis Rodríguez Zapatero tras reunirse con el rey en Palma de Mallorca.

El régimen de Mohamed VI ha elevado seis quejas desde mediados de julio en las que acusa a los policías y guardias civiles españoles de 'racismo'.Todas han tenido su respuesta desde España. En el caso de la última, el supuesto abandono de ocho subsaharianos en aguas marroquíes del Estrecho el pasado viernes, la Guardia Civil explicó con detalle que los había recogido de dos balsas y los había entregado a la Gendarmería marroquí. Sólo en la zona donde se habría producido el abandono, la Guardia Civil practicó 220 rescates en lo que va de 2010, según fuentes del instituto armado.

Zapatero optó por la prudencia ante esta última ofensiva marroquí, que tiene antecedentes en varios periodos estivales de los últimos años. 'Nos une una buena relación y nos va a seguir uniendo una buena relación. Es prioritario para mi Gobierno y estoy convencido de que también lo es para el Gobierno de Marruecos', afirmó el jefe del Ejecutivo español. En un comunicado difundido el pasado domingo por la agencia oficial MAP, Rabat hablaba de una 'realidad propensa al racismo' en los agentes españoles.

Para dejar claro a Marruecos que eso no es cierto, tanto el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, como el de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, trabajan 'en esa dirección', según explicó Zapatero. 'Cuando las cosas funcionan bien entre España y Marruecos, hay muchas cosas que funcionan bien para ambos países. Vamos a perseverar', apostilló el presidente español.

El Gobierno no descarta enviar a Marruecos a un alto responsable de Interior para aclarar los hechos en los que Rabat basa sus denuncias. Marruecos no tiene embajador en España desde hace ocho meses. El presidente español se refirió a esta ausencia ayer y expresó su deseo de que la situación cambie cuanto antes, porque su llegada favorecería 'una tarea que, en muchos frentes, tiene que ser de cooperación'. Ahmed Ould Souilem, ex responsable del Frente Polisario y renegado de la causa saharaui, es el elegido por Mohamed VI para encabezar esta legación diplomática.

Expertos en el Magreb consultados por Público creen que la histórica reivindicación de Marruecos sobre las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla está detrás de esta última ofensiva del país vecino. Mohamed VI atraería así a la población del norte con esa reivindicación y cohesionaría al país ante el conflicto del Sáhara. Para elegir el momento, en la decisión del monarca alauí habría influido la convulsa situación política española, como ha ocurrido en ocasiones precedentes.