Público
Público

El Gobierno vasco retira los presupuestos antes de que los rechace el Parlamento

El Ejecutivo autonómico admite que se trata de "un castigo de los grupos de la oposición"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno Vasco de Iñigo Urkullu (PNV) ha anunciado este jueves la retirada del proyecto de ley de presupuestos para este año, un día antes de que la oposición en bloque lo rechazara en el Parlamento autonómico.

Esta decisión se ha adoptado en un Consejo de Gobierno extraordinario celebrado esta tarde, lo que evitará mañana el debate de las enmiendas a la totalidad que habían presentado todos los grupos de la oposición en contra de estas cuentas, que hubieran sido devueltas dado que el PNV cuenta sólo con 27 de los 75 parlamentarios de la Cámara. 'No ha sido un fracaso del Gobierno, ha sido un castigo de los grupos de la oposición', ha explicado el portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, tras la reunión. En todo caso 'ha sido un fracaso colectivo', ha asumido.

Ha aclarado que el Ejecutivo vasco ha descartado elaborar nuevas cuentas para 2013 porque, tras una 'deliberación intensa', se ha constatado que quienes desde la oposición hasta ayer reclamaban un nuevo proyecto, hoy han dicho que es un 'sinsentido', lo que demuestra a su juicio que 'había un no por el no'. No obstante, ha afirmado que el Gobierno Vasco 'no cederá al empeño de bloqueo de la acción gubernamental' por parte de la oposición y ha asegurado que el Ejecutivo gestionará la prórroga de la manera 'más eficaz', con el objetivo de sacar a Euskadi de la crisis.

Tras recordar que 'ha hecho todo a su alcance para propiciar un acuerdo', Erkoreka ha añadido que 'a cada paso' que daba el Gobierno 'había un paso para atrás de los grupos de la oposición'.

Tras las reuniones mantenidas hasta ayer por Urkullu con autoridades europeas en Bruselas, el Gobierno Vasco se planteó la posibilidad de elaborar un nuevo proyecto ante la hipótesis 'cierta' de que en las próximas semanas se produzca una relajación del déficit para España, lo que permitiría a Euskadi aumentar los recursos y su capacidad de endeudamiento. Sin embargo, Erkoreka ha apuntado que ésa es 'una hipótesis', pero 'no una certeza', de ahí que se haya optado por seguir gestionando la prórroga, situación que de facto ya se está produciendo desde el pasado 1 de enero.

El portavoz del Ejecutivo ha advertido de que la crisis de 2013 no es igual que la del año pasado y tener unas cuentas prorrogadas supondrá limitar el margen de maniobra del Gobierno Vasco a la hora de responder a la crisis 'con instrumentos actualizados' y esto 'lo acusará la sociedad vasca', ha advertido. Finalmente, ha insistido en que el Gobierno Vasco está buscando acuerdos de estabilidad desde que se constituyó y ha asegurado que seguirá haciéndolo con la esperanza de que 'el bloqueo no se mantenga'.

Antes de que se produjera este anuncio todos los partidos de la oposición ya daban por hecho de que el Gobierno optaría por la prórroga debido a que la elaboración de un nuevo proyecto alargaría su tramitación parlamentaria prácticamente hasta otoño, cuando en junio se empiezan a debatir las directrices presupuestarias de 2014. Con este panorama, incluso el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha dicho que 'evidentemente' no parece lo más lógico que se presente un nuevo proyecto.

Desde EH Bildu, el parlamentario Oskar Matute ha asegurado que a su formación 'le da igual' la prórroga o un nuevo proyecto 'si ambos llevan la misma dirección de asumir el actual modelo económico' y ha pedido un presupuesto 'social, justo, pensado para los ciudadanos y no para contentar a los mercados'.

El portavoz socialista en la Cámara, José Antonio Pastor, ha acusado al Gobierno Vasco de no tener la 'gallardía suficiente' de defender en el Parlamento los criterios con los que elaboró el proyecto, mientras que el popular Antonio Damborenea, ha pedido al Gobierno autonómico que negocie con los partidos la gestión de la prórroga. Gorka Maneiro (UPyD) ha insistido en el 'inmenso fracaso político' del lehendakari y ha subrayado que ha sido su partido, con su único voto, el que ha hecho posible que no se aprueben los 'peores' presupuestos de la historia de Euskadi.