Público
Público

El Gobierno ve a Sortu como la "continuidad" de Batasuna

Interior paraliza el registro del nuevo partido y remite documentación a la Fiscalía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno ya tiene sus propias conclusiones sobre la legalidad del nuevo partido de la izquierda abertzale. El vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, considera que es 'evidente' que detrás de Sortu está 'la ilegalizada Batasuna'. 'Es una continuidad', recalcó. Y anunció que el departamento que dirige pondrá a disposición de la Justicia 'toda la documentación' para probar la relación de la nueva formación con el partido ilegalizado.

Pese al rechazo explícito a la violencia de ETA que recogen los estatutos de Sortu, el número dos del Ejecutivo puso en duda la voluntad de la izquierda abertzale para desmarcarse del terrorismo. Rubal-caba reconoció que es 'una novedad' que 'la ilegalizada Batasuna que no se ha escondido' haya presentado un nuevo partido haciendo 'consideraciones sobre la violencia de ETA'. Pero el cambio se debe, a su juicio, a que 'la democracia ha sido firme' y a que 'la lucha contra ETA va bien', y no a la voluntad de sus dirigentes.

'Batasuna tiene una escasa credibilidad para el ministro', dice Rubalcaba

'Batasuna también tiene una escasa credibilidad para el ministro del Interior', advirtió Rubalcaba a quienes ponen en duda la voluntad del Gobierno de ilegalizar el nuevo partido. También les recordó que el Ejecutivo y, en concreto, el Ministerio que dirige 'tiene un registro' de partidos políticos pero 'no le corresponde controlar la legalidad' de los mismos 'salvo en sus elementos básicos'.

No obstante, al ser el de Sortu un 'caso singular' por tratarse de 'un partido ilegal que quiere ser legal a través de unas nuevas siglas y unos nuevos estatutos', Interior paralizará la inscripción de la formación en el citado registro antes de que se cumplan los 20 días de plazo que establece la ley para que el departamento dé luz verde a la creación de un nuevo partido.

También remitirá a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado 'toda la información de la que disponen las fuerzas de seguridad' sobre la vinculación de Sortu y Batasuna. El Gobierno lo documentar 'exhaustivamente', dijo Rubalcaba.Acusa al PP de sacar 'músculo político' con la lucha contra ETA  Finalmente, si en un plazo de otros 20 días ambas instituciones presentan sus demandas ante el Tribunal Supremo contra el nuevo partido, será la Sala 61 del Alto Tribunal encargada de hacer cumplir la Ley de Partidos, la que decidirá si Sortu es la 'continuación' de la formación ilegalizada como repitió el vicepresidente hasta en tres ocasiones. 'Quien te hizo ilegal tiene que decir si eres o no legal con estos estatutos', les advirtió a los miembros de la izquierda abertzale.

El Gobierno no apurará hasta el último momento para presentar su documentación contra el nuevo partido. Y es que pese a que los dirigentes de Sortu presentaron los estatutos de la formación el pasado miércoles, Rubalcaba aseguró que el Gobierno lleva 'trabajando desde hace tiempo' recabando información sobre la izquierda abertzale. 'Nadie puede pensar que nos ha pillado desprevenidos', afirmó.

El asunto de la legalización del nuevo partido ocupó gran parte de la rueda de prensa en la que intervino Rubalcaba junto al titular de Trabajo, Valeriano Gómez, tras la reunión del Consejo de Ministros. Pero el titular de Interior justificó la necesidad de aclarar la postura del Gobierno por las opiniones vertidas por 'algunos maledicentes indocumentados', en referencia a los sectores de la derecha que siguen cuestionando la firmeza del Ejecutivo sobre ETA.

El que sí está informado de la posición del Gabinete que dirige José Luis Rodríguez Zapatero es el PP. 'La misma mañana en la que se presentó Sortu tuve la ocasión de hablar con la persona con la que hablo habitualmente y está informada recalcó Rubalcaba. Todo lo saben porque el Gobierno es absolutamente transparente con el PP. Saben lo que vamos a hacer'.

El vicepresidente reconoció que desde las filas conservadoras 'hay declaraciones para todos los gustos'. Pero subrayó que algunas de ellas 'de lo que tratan es de sacar músculo político' para intentar situar al PP como el partido 'más firme' en la lucha contra ETA.

'No voy a hacer una competencia de musculatura política en torno a la política antiterrorista, porque a mí lo que me importa es la unidad', recalcó el ministro del Interior. Según él, esos 'ejercicios de musculatura' que practican algunos dirigentes del principal partido de la oposición tienen un único sentido, que es decir: 'Los campeones de la firmeza somos nosotros'. El vicepresidente primero lanzó un mensaje contundente a esos dirigentes conservadores: 'Tú te quedas con la firmeza y yo con la lucha contra ETA, que va muy bien'.