Público
Público

Gómez se apoyó en las agrupaciones más pequeñas

El secretario general completó su ventaja arrasando en Parla y Alcorcón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los equipos de campaña analizaron ayer los resultados de las primarias y concluyeron que la victoria del secretario general del PSM, Tomás Gómez, se explica por dos factores. Por un lado, porque la ventaja obtenida por el líder regional en las localidades controladas por sus hombres fuertes fue mayor que la de Trinidad Jiménez en los municipios que le habían dado su apoyo. Y de otro, por las votaciones que se produjeron en los pequeños municipios. En las 83 agrupaciones socialistas de menos de 50 militantes fue donde Gómez se impuso con más contundencia. El líder del PSM aventajó en 299 votos a Jiménez y obtuvo el 57,1% del apoyo de los afiliados.

En este sentido, el portavoz de la plataforma de apoyo a Gómez y secretario general de la agrupación de Alcalá de Henares, Eusebio González, subrayó que en la mayoría de los pueblos había ganado Gómez por su política de 'hacer que las pequeñas agrupaciones se sientan partido y no franquicias' de nadie.González explicó que esa era una de sus apuestas para ganar, 'llegar a la masa de municipios de menos de 10.000habitantes'.

La victoria de Gómez también se gestó en las agrupaciones de mayor tamaño, sobre todo las de la periferia. Es ahí donde los tomasistas han hecho una mayor demostración de fuerza con parte de los alcaldes socialistas del sur a la cabeza. En Parla, localidad donde Gómez fue alcalde, consiguió el 94,4% de los votos; y en Alcorcón, gobernada por Enrique Cascallana, el 74,4%. También fueron clave San Sebastián de los Reyes y Alcalá de Henares, donde optaron por el líder del PSM el 74,8%, y el 66,1% de los militantes,respectivamente.

Según González, estos datos se explican porque 'tras épocas convulsas, ahora hay en las agrupaciones un liderazgo definido que se identifica masivamente con el secretario general' regional. Respecto al conjunto de las agrupaciones, lo seguidores de Gómez destacan que es el resultado de 'los tres años de trabajo orgánico que lleva haciendo Gómez'.

Los 'tomasistas' explican su éxito por los tres años de trabajo orgánico

Los afines a Jiménez atribuyen ese éxito en los municipios de la periferia 'al control del aparato' que ha ejercido Gómez. Pero también admiten que a la ministra le 'han fallado Getafe y Fuenlabrada y, en menor medida, Leganés y Coslada'. Pese al apoyo público manifestado por el alcalde fuenlabreño, finalmente ganó Gómez. La movilización del regidor de Getafe, Pedro Castro, también fue insuficiente. La ministra se impuso por un 59,7%, lejos de la rotundidad de los feudos tomasistas.

1. Madrid, repartida

El equipo de Gómez se muestra satisfecho con el resultado en la ciudad de Madrid. 'El comportamiento ha sido bastante regular' respecto a los avales, afirman. En Latina, de donde son dos apoyos importantes para el líder regional, José Cepeda y Noelia Martínez, obtuvieron el 61,6% de los votos. También se dejó sentir el tirón de Juan Barranco y Maru Menéndez en Puente de Vallecas, donde recibieron el apoyo del 61,5% de los militantes. Trinidad Jiménez se distanció de Gómez en Ciudad Lineal,donde consiguió el 65,7% de los votos. En Moncloa, su agrupación, ganó por la mínima: obtuvo el 50,5% del apoyo de los afiliados. Aunque Jiménez también ganó en Hortaleza, Retiro y Vallecas Villa, entre otras, la ventaja de votos fue menor a la conseguida por su rival.

2. Gran movilización

La participación se situó en el 81%. Un éxito de la capacidad movilizadora de los socialistas. En las filas de Gómez subrayan que, a la vista de los resultados, parece claro que 'era falso eso de que a más participación ganaría Jiménez'. Y destacan la labor que realizaron la última semana: 'Movilizamos a otros mil militantes más de los que teníamos con los avales'. Y enumeran: en Getafe 'recuperamos diez puntos' respecto a las firmas; en Fuenlabrada 'dimos la vuelta a los resultados', y en Móstoles 'obtuvimos un magnífico 34%'. Ahí falló su rival.