Público
Público

Gómez continuará al frente del PSM aunque pierda

Jiménez insiste en rechazar un debate con el líder del partido en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tomás Gómez aseguró ayer que seguirá al frente de la secretaría general del PSM aunque no resulte vencedor de las primarias en las que se enfrentará a Trinidad Jiménez el próximo 3 de octubre.

La cercanía de las elecciones autonómicas que se celebrarán en mayo de 2011 lleva a Gómez a primar el perjuicio que ocasionaría a la candidatura socialista tener un partido 'sin dirección política', aseguró. 'Hay que sacar adelante unas elecciones y hay que hacer todo un proceso y una elaboración de proyectos', señaló el líder del PSM.

Con esta declaración de intenciones, Gómez dejó entrever su voluntad de seguir siendo parte activa en el PSM y también en los comicios de mayo de 2011, pues el secretario general de la federación capitanea la confección de las listas que concurrirán a las elecciones. Sin embargo, fuentes del PSOE ponen en duda que Gómez pudiera seguir al frente del partido si es derrotado en las primarias.

Su círculo de apoyo insiste en destacar que el proceso de elecciones internas nada tiene que ver con la responsabilidad de ambos candidatos en los puestos que ocupan en la actualidad. 'No se está valorando lo que eligieron los militantes madrileños en 2008, de igual modo que nadie ha cuestionado que Jiménez tenga que dimitir como ministra de Sanidad si perdiera las primarias', señalan en el entorno de Gómez. En este sentido, la ministra argumentó que su interés actual se centra en 'trabajar mucho para recoger el apoyo de la militancia' y sus partidarios señalaron que este debate habrá de librarse una vez resuelto el proceso de primarias.

Trinidad Jiménez, rival de Gómez en la batalla por encabezar la candidatura socialista a la Comunidad de Madrid, quiso rebajar ayer la tensión e insistió en que ambos 'pertenecen al mismo proyecto' y 'al mismo partido'. Con estas declaraciones, la ministra declinó la repetida invitación de Tomás Gómez de enfrentarse en un debate público. La ministra señaló que adopta esta decisión por 'respeto' a la militancia y porque no es partidaria de mostrar 'públicamente diferencias sobre asuntos que no son diferentes'.

Sin embargo, el diputado y miembro de la ejecutiva regional Pedro Sánchez instó ayer a Gómez a rectificar sus palabras en un acto celebrado el domingo en Alcorcón, cuando el líder del PSM se refirió a sus partidarios como 'ciudadanos normales y corrientes' frente a los 'altos cargos', 'ministros' y 'secretarios de Estado' ausentes en el auditorio. 'Exijo que rectifique estas palabras en las que no se ven representados los militantes de base que están muy orgullosos del Gobierno socialista que tenemos', reiteró Sánchez.