Público
Público

Gómez desvela su apoyo a Chacón y Fernández Vara no se pronuncia

Felipe González se descarta para relevar a Chaves: "Es un presidente del partido fantástico, que debería seguir"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esperó hasta que empezara el 38º Congreso, hasta después de la intervención de José Luis Rodríguez Zapatero, hasta que se abriese el plazo de recogida de avales. Pero, al final, lo hizo. Tomás Gómez, el secretario general de los socialistas madrileños -la cuarta federación en número de delegados (79)- descubrió su voto: Carme Chacón.

El respaldo a la exministra ya se venía dando por descontado, dado el enfrentamiento que el líder del PSM mantenía vivo con Alfredo Pérez Rubalcaba desde las primarias que él disputó con Trinidad Jiménez. Pero se había resistido a prestar públicamente apoyo a Chacón en todo el proceso precongresual. Finalmente lo hizo en una cena con los delegados al congreso por Madrid.

Después, su directora de Comunicación lo comunicó vía Twitter: 'Desde el respeto y reconocimiento a Rubalcaba, votaré a Carme Chacón', porque 'representa un proyecto nuevo, ilusión, renovación y respeto a la autonomía de las federaciones' y 'plantea una alternativa propia socialdemócrata, rehuyendo de pactos que consolidarían las fórmulas de la derecha'. Se supone que al menos 44 delegados madrileños votarán a Chacón.

Tras el pronunciamiento de Gómez, sólo quedó uno de los secretarios generales de las grandes federaciones por anunciar el nombre de su favorito: Guillermo Fernández Vara. El expresidente extremeño sólo abordará el asunto hoy, momentos antes de que comience la votación y después de haber escuchado a los dos candidatos. Extremadura, con 49 delegados, es el séptimo territorio que más compromisarios envía al 38º Congreso, y la federación parece contar con mayoría rubalcabista.

La primera jornada del cónclave fue una sucesión de declaraciones. Tomás Gómez, por ejemplo, defendió ante el plenario su apuesta por la elección del líder del PSOE también en primarias. Lo que sigue es un resumen de las intervenciones más destacadas del día.


La número dos de Griñán define a Chacón como el 'cambio y la fuerza'

Nunca se le ofreció a Felipe González de forma solemne, en todo el proceso precongresual, la silla de presidente del PSOE. Pero el círculo de Rubalcaba sí manejó su nombre para ocupar ese puesto que en los últimos 12 años ha ocupado Manuel Chaves. Y también se contaba desde el entorno del candidato que el expresidente del Gobierno pudiera rechazar ese cargo, como había hecho en anteriores ocasiones. Y eso sucedió ayer.

¿Le gustaría ser presidente del PSOE?, se le preguntó a González. 'No, no. Hay un presidente fantástico', y ese es Chaves, 'que debería seguir', afirmó, sin detenerse. Se le inquirió si veía empatados a los dos aspirantes al liderazgo. 'No lo sé, no soy delegado. No tengo ni voz, ni voto', recordó. El expresidente ya manifestó su apoyo explícito a Rubalcaba la pasada semana. Carme Chacón sí tiene un candidato para el sillón de presidente del partido: José Antonio Griñán, jefe del Ejecutivo andaluz. Ella misma lo confirmó ayer en una entrevista.


La número dos del PSOE andaluz, Susana Díaz, volvió a ayer a expresar su respaldo explícito a Chacón. Pero hizo algo más: confiar en que la delegación andaluza -en la que la candidata parte hoy con ventaja- fuera 'capaz de contagiar' al resto de participantes en el 38º Congreso el 'sentir mayoritario de ilusión', de 'cambio, fuerza y esperanza' que, a su juicio, representa la exministra de Defensa. Díaz subrayó que Chacón ha logrado 'recuperar la esperanza en las casas del pueblo' socialistas para que la 'travesía en el desierto' que ha seguido al hundimiento electoral 'sea lo más breve posible'.


Óscar López, secretario general del PSOE de Castilla y León y miembro del equipo de Rubalcaba, se refirió al balance de los 12 años de Zapatero como líder máximo del partido. Una hoja de servicios que aprobó con rotundidad. 'Entiendo que el Gobierno y la Ejecutiva han cometido errores, pero para mí se cierra una etapa en la que el PSOE ha tenido grandes éxitos y ha transformado y modernizado el país'.


Óscar López dice que se cierra una etapa de «grandes éxitos»

Todos los procesos democráticos internos, dijo el chaconista José María Barreda, pueden generar tensiones, pero no por ello no son 'saludables, necesarios y absolutamente imprescindibles'. 'Algunos tira y afloja son inherentes al debate y la participación', expresó.Lo importante, señaló el expresidente manchego, es que los socialistas salgan 'muy unidos' del congreso y dis-puestos a ser la 'única alternativa' de Gobierno al PP.


'Insustancial' es la posición que adoptarán los delegados gallegos en el congreso, sentenció su líder, Pachi Vázquez, que en los últimos días se ha decantado por Rubalcaba. 'Yo vengo con las ganas de que salga un PSOE fuerte, unido, que sea quien sea quien gane, todos estemos detrás de él'.


Su delegación, la catalana, es la más compacta, pues apoyará hoy prácticamente en bloque a Chacón. Pero Pere Navarro, primer secretario del PSC, mantuvo su posición exquisita de equidistancia. A la entrada del cónclave, declaró que 'Catalunya ganará' si el PSOE sale reforzado de su cónclave y se coordina con su partido para hacer frente a CiU y al PP.


La 'agenda contrarreformista' del Gobierno de Mariano Rajoy está dejando a José María Aznar como 'un líder del 15-M'. Ironía gruesa usada por Sergio Gutiérrez, líder de las Juventudes Socialistas ante el plenario. Gutiérrez añadió que el PP, más que celebrar un congreso en 15 días, debería convocar 'un concilio, y en Trento'.