Público
Público

Gómez impone a Lissavetzky su lista para Madrid

El candidato expresa al líder del PSM su desacuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La división interna en el PSM, apenas contenida en los últimos meses, estalló de nuevo ayer. Los socialistas madrileños han sido incapaces de llegar a un acuerdo para elaborar la lista para la capital de las elecciones municipales que encabezará Jaime Lissavetzky. El propio candidato no está conforme con la relación de nombres que propuso ayer la comisión Ejecutiva regional del partido que lidera Tomás Gómez.

La negociación debía concluir ayer al mediodía, antes de la reunión del máximo órgano de dirección del PSM. Pero el acuerdo no fructificó por la oposición de Lissavetzky, que mandó una carta a Gómez recordándole que, 'a los efectos de lo dispuesto en el artículo 72 de la normativa reguladora de los cargos públicos' del PSOE, 'no puede someterse a votación ninguna lista que no goce de la conformidad del candidato'.

Lissavetzky instó al líder del PSM a suspender la reunión de la Ejecutiva hasta que se pueda alcanzar 'el imprescindible acuerdo'. Pero el encuentro se produjo y la dirección del partido dio por aprobada la lista con la que no está conforme ni su candidato ni una parte de la Ejecutiva.

Se da la circunstancia de que los que no dieron el visto bueno a la relación de nombres fueron quienes durante las primarias que designaron candidato del PSM a la Comunidad de Madrid se decantaron por la ministra Trinidad Jiménez. Y que quienes defendieron la lista de la dirección apoyaron la candidatura de Tomás Gómez.

Diego Cruz, miembro de la Ejecutiva y secretario del PSM en la ciudad de Madrid insistió en que la lista fue aprobada 'por asentimiento' durante la Ejecutiva. Según él, 'nadie se opuso, ni nadie se abstuvo' a la hora de revalidar la relación propuesta por la dirección del partido, que no respaldaba Lissavetzky. 'Se ha entablado un diálogo para encajar en la lista una serie de nombres que coincidan con el candidato y que a la vez se atengan a la legitimidad que tiene el partido en la ciudad. Y no se ha conseguido', reconoció en declaraciones a este diario.

Otra de las dirigentes de la Ejecutiva matizó ese 'asentimiento'. 'Algunos de nosotros llegamos a la conclusión de que no era posible aprobar una lista que no contaba con el respaldo del candidato, y que por ello se debía suspender la aprobación. Negociar y conseguir una lista consensuada', apuntó.

Sin embargo, según relató, otro grupo de la Ejecutiva 'insistió' en la necesidad de votar ayer mismo. 'No queríamos votar en contra, sino alcanzar un acuerdo. Por eso, como finalmente no se ha producido una votación, han dado por hecho que la lista se ha aprobado por asentimiento', agregó.

Ambas partes se mostraron ayer dispuestas al diálogo, pero el tiempo se les echa encima. Ayer mismo comenzaron las votaciones en las distintas agrupaciones de la capital para refrendar la lista. En tres de los cuatro distritos en los que estaban llamados a votar los militantes la votación se suspendió por el conflicto de la ejecutiva. Tras pasar por el Comité regional el próximo día 20, la lista definitiva la deberán refrendar la Comisión federal de listas del PSOE y el Comité federal a mediados de marzo.