Público
Público

González desvelará la ubicación de Eurovegas el viernes

"Alcorcón es el candidato más fuerte", dice la mano derecha de Sheldon Adelson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Michael Leven, la mano derecha del magnate estadounidense Sheldon Adelson, ha anunciado que este viernes el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, desvelará la ubicación elegida para albergar Eurovegas, el macroproyecto de ocio y juego que carga a su espalda con la oposición de la sociedad civil y los partidos políticos contrarios al gobierno conservador.

Parece más que evidente que el complejo se instalará en la localidad de Alcorcón ya que, en palabras del propio Leven durante la Conferencia Internacional de Casinos en Londres, 'es el candidato más fuerte'. 'Nosotros nos inclinamos por Alcorcón', remarcó el presidente y consejero de Las Vegas Sands, la empresa estadounidense que traerá a las afueras de Madrid el polémico Eurovegas.

Leven viajará a la capital para acompañar a González en el momento del anuncio. El sucesor de Esperanza Aguirre ha declarado este lunes por la mañana que desconoce si Adelson estará también en Madrid, aunque, eso sí, no ha dudado en aprovechar para lanzar flores al proyecto, 'uno de los grandes de España', del magnate de los casinos: 'una inversión de extraordinaria magnitud, que va a permitir generar confianza, puestos de trabajo y crecimiento económico, que es lo que necesita, el país y Madrid'.

González desconoce si Adelson estará en Madrid en el momento del anuncio

Durante la presentación en la capital británica, Leven se mostró convencido del atractivo y la viabilidad de su proyecto, aunque no descartó que haya 'otras empresas que liciten en el concurso público' que se pondrá en marcha. Asimismo, confirmó que, si todo sale adelante como está previsto, el megacomplejo -que incluirá hoteles, casinos, recintos para conciertos, oferta familiar, centros comerciales y campos de golf- empezará a construirse a finales de 2014 y empezaría a funcionar entre 2017 y 2018.

Adelson ha marcado en todo momento los tiempos y ha negociado con las administraciones españolas mientras políticos, empresarios, ecologistas y ciudadanos se enredaban en un encendido debate a favor o en contra del macrocomplejo. Han hecho falta años para gestar Eurovegas, pero los últimos ocho meses han sido especialmente intensos, sobre todo desde que el pasado junio los directivos de Las Vegas Sands visitaran Barcelona y Madrid para apremiar a sus Gobiernos a que allanaran el camino para invertir en España.

Parecía que antes del verano se iba a conocer la ubicación, pero no fue así: la compañía estadounidense se tomó su tiempo para estudiar los terrenos ofrecidos por catalanes y madrileños. Septiembre llegó, y con él el anuncio, que se produjo el día 8, pero a medias: Madrid es la comunidad elegida, pero sin concretar entre las ofertas de los municipios de Alcorcón y Torrejón-Paracuellos y del barrio madrileño de Valdecarros.

El macrocomplejo empezaría a funcionar entre 2017 y 2018

Una visita del magnate en octubre le permitió reunirse con el Gobierno regional y con el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, quienes instaron a Adelson a llevar a cabo su macroproyecto cuanto antes. Desde entonces, las administraciones han mostrado su disposición a allanar el terreno para los hoteles, casinos y centros de ocio limando algunas asperezas que hacían al empresario reticente.

Finalmente, el 27 de diciembre, el Parlamento madrileño aprobaba la Ley de Acompañamiento, que incluía bonificaciones fiscales e incentivos para los Centros Integrados de Desarrollo. Dicho de otra forma, para aquellos proyectos que generen inversión y empleo, una categoría que incluye a Eurovegas y también -como ha repetido muchas veces el Gobierno regional- a inversiones extranjeras similares que quieran recalar en la región.

Quedan, con todo, flecos pendientes de resolver, como las supuestas peticiones de Adelson para que se permita fumar en los casinos o la proximidad a un aeropuerto. Para el Gobierno regional, el gasto medio por turista en Madrid crecerá un 50% gracias a Eurovegas (con más visitantes y estancias más largas), y el proyecto permitiría crear más de 250.000 empleos directos e indirectos hasta 2025. Unas cifras que no convencen a la oposición ni a los sindicatos, y que tampoco han despertado el entusiasmo de los comerciantes madrileños.