Público
Público

González dice que "el ruido del Tripartito" ha dañado su obra

José Montilla se aferra al caso Palau' en la recta final de la campaña electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los socialistas trabajan sin descanso para preparar el cara a cara televisado entre JoséMontilla y Artur Mas que se emitirá hoy, después de un acuerdo que se logró in extremis al finalizar el debate entre todos los candidatos del domingo. A juzgar por las encuestas, es la última oportunidad que les queda a los socialistas para mantener a JoséMontilla en la Presidencia de la Generalitat. Y sólo faltan cinco días para las elecciones. Pero la televisión no basta. Además de intentar convencer por la pantalla, el PSC sigue luchando para movilizar a sus militantes, acto a acto y mitin a mitin. Ayer empezó con un almuerzo-coloquio, continuó con un mitin en Granollers con Felipe González y terminó el día en el programa Buenafuente de La Sexta.

En el coloquio, organizado por La Vanguardia en el antiguo hotel Ritz de Barcelona (ahora Palace), Montilla sacó el caso Palau como munición para disparar contra CiU. El candidato, que hasta ahora sólo había hablado de este asunto con la boca pequeña, denunció 'la extrema gravedad' de la posible trama de corrupción que, según la fiscalía, utilizaba la institución centenaria para cobrar comisiones que terminaban por financiar a CiU de manera ilegal. Montilla concluyó: 'Si hay corrupción, no hay elecciones ni victoria electoral que la puedan tapar y no hay sonrisa cínica y vanidosa que sirva de atenuante'.

Montilla denuncia la 'extrema gravedad' de la trama de Millet

Antes, no obstante, Montilla quiso dar ejemplo a CiU, en referencias al caso Pretoria, que afectó a cargos municipales socialistas, como el ex alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, y a antiguos hombres de confianza de Jordi Pujol, como Macià Alavedra y Lluís Prenafeta. El candidato socialista recordó que su partido depuró a los imputados 'en dos horas'.

Por la tarde, la lucha socialista contra las encuestas se fue hasta el llamado cinturón rojo. El PSC logró llenar el histórico Poliesportiu del Parquet de Granollers con un cartel muy atractivo para los militantes: Felipe González. El ex presidente arrancó aplausos, risas y hasta piropos de los 2.000 asistentes al mitin.

Felipe González destacó el trabajo de Montilla en este 'pedazo de Gobierno' y aseguró que, si no hubiera sido por 'el ruido del Tripartito', el PSC encararía estas elecciones con un mejor pronóstico. El líder socialista alertó de que estas elecciones 'son las más importantes' porque determinarán si se encuentra 'una respuesta progresista a la crisis', ya que, según dijo, existe el peligro de que aparezca 'el tripartito de Convergencia, Unió y el PP'. Para animar a la participación, González aseguró que 'se vota más en unas elecciones autonómicas que en unas generales', a causa de las competencias traspasadas.

Felipe González advierte de que el otro tripartito 'es la derecha'

A diferencia de todos los líderes socialistas que han venido hasta Catalunya para ayudar a Montilla, Felipe González sí que habló del plan de ajuste del presidente Zapatero. Y lo defendió. González dijo que el presidente 'tenía la obligación de hacer ajustes' e incluso le acusó de haber sido demasiado lento en darse cuenta de la crisis. Aun así, destacó que se dio cuenta 'antes que Francia, Gran Bretaña e Irlanda'. Finalmente, el líder socialista, que habló largo y tendido de la crisis y de economía internacional, le deseó a Montilla: 'Espero que ganes con la autonomía suficiente para que no haya ruidos'.

El candidato socialista, JoséMontilla, dio las gracias a Felipe González por ayudarle en esta campaña y aseguró a los militantes que todavía hay partido. Montilla prometió que si gana las elecciones creará un Gobierno 'austero, paritario, reducido y eficaz' formado por personas del PSC y también por independientes. Según avanzó, creará cinco grandes áreas para gestionar el país: una se encargará de economía, trabajo, turismo, industria y de buscar soluciones a la crisis. Otra se destinará al conocimiento e incluirá cultura, educación, universidad e innovación. La tercera se ocupará de infraestructuras y medio ambiente; la cuarta, de seguridad y justicia, y la última, de políticas sociales y salud.