Público
Público

González equipara las políticas exteriores de Aznar y Franco

El ex presidente tilda a los populares de "desgraciados" en un acto en Tarragona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Felipe arrastra, Felipe arrastra' -decía una señora con un Cristo de oro colgado al cuello- ha sido un mitin precioso'. Ayer en el Palacio de Congresos de Tarragona el ex presidente Felipe González dio lo mejor de sí: anécdotas, chascarrillos y exabruptos contra los populares, 'esos desgraciados'. Los asistentes tampoco defraudaron y estuvieron a la altura. '¿Era Zapatero el amigo de Bush?'. 'Noooo', gritaban más de cuatro mil gargantas al unísono. '¡Ah no, claro! Era Aznar'.

Y en este punto, Felipe -ayer no era González, sino Felipe-, entra a matar y compara la política exterior de Aznar con la que hacía con Estados Unidos el dictador Franco y, afirma, es la que defiende Mariano Rajoy. Y ahora viene la imitación, pone una voz, 'como esa de eunuco que tenía Franco', y repite aquello de 'somos el vigía de Occidente'. El público entra en éxtasis. '¡Felipe, Felipe!'.

Ayer, el ex presidente aunó memoria y presente. Pasó por Franco, las elecciones del 82, Aznar con acento texano y la guerra de Irak, un clásico que no falla nunca en los actos socialistas. También advirtió sobre la amenaza de que los 'conservadores' lleguen al poder, 'esos que el corazón lo tienen durillo y les falta cabeza', y pidió el voto masivo, 'que crezca la ola'.

Una regañina para los suyos

En su discurso también hubo lugar para una regañina a los suyos. 'Habéis hecho una muy buena gestión, os ha faltado explicarla mejor'. Felipe podía decir ayer lo que quisiera, el público lo seguía, de un lado para otro, del chiste a lo serio. '¡Felipe, Felipe!'. Los demás oradores lo tuvieron más difícil, aunque nadie les exigía tanto. 'Ya se sabe que Montilla no tiene el mismo carisma -decía la señora del Cristo colgado al cuello- pero me encanta igual, ¡eh!' .

El president de la Generalitat, Pepe Montilla -ayer él no era José- dijo que Rajoy era 'el portero de la casa grande de la derecha', y los ya clásicos 'no es lo mismo Rajoy que Zapatero' o no es lo mismo 'el pesimismo que el optimismo'. Montilla fue rápido y conciso, soltó las consignas y fuera.

Carme Chacón, cabeza de lista de los socialistas catalanes, pidió insistentemente el voto y advirtió de que en sólo dos días de campaña el PP 'ha anunciado tres recortes para Catalunya', entre los que citó el trasvase del Ebro y la supresión de la Agencia Tributaria. En cuanto a Solbes, estuvo muy presente. Ayer era la estrella por haber 'dado un baño a Pizarro'. Siempre con el '¡Felipe, Felipe!' de fondo, claro.