Público
Público

González-Sinde: "Claro que los toros son cultura"

La decisión de prohibir las corridas en Catalunya genera una cascada de encendidas reacciones, desde políticos a toreros, artistas y animalistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De Ángeles González-Sinde a Julio Iglesias, pasando por Plácido Domingo, Alberto Ruiz-Gallardon o Enrique Ponce. La decisión del Parlament de Catalunya de prohibir las corridas de toros ha generado una cascada de reacciones, casi todas en apoyo de la llamada fiesta nacional. 

Una de las voces más importantes en alzarse en defensa de los toros ha sido la de la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde.  las corridas de toros 'claro que son cultura', 'tienen mucho sentido' y 'plena vigencia en 2010', pues se enmarcan dentro de las 'artes de representación de la vida'.

'Yo soy aficionada, vaya por delante', ha revelado la titular de Cultura en una entrevista en la cadena Ser, recogida por Efe, en la que ha mostrado su respeto por la decisión del Parlament. 'Son un ritual que nos enfrenta a dilemas de la existencia muy profundos, que tienen mucho sentido en pleno 2010, mucha vigencia', ha concluido la ministra.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha confesado su 'tristeza' por la prohibición de los toros en Catalunya. Cree el regidor madrileño que se 'empobrece culturalmente' a la ciudadanía al no permitir 'una de las tradiciones más largas dentro del mundo de la cultura española'.

Hasta Julio Iglesias recordó a los mejores toreros y deportistas españoles, en los que pidió pensar 'para tratar de hacer una España superior', durante el concierto en la plaza de toros de Málaga con el que abrió su gira europea.

Julio Iglesias pide recordar a los toreros 'para tratar de hacer una España superior'

Otro icono musical, Plácido Domingo, también hizo un guiño al mundo del toreo después de su aclamada actuación en el Teatro Real de Madrid el miércoles por la noche.

Cuando ya llevaba 28 minutos apareciendo y desapareciendo con el telón subido, con el telón bajado, se quitó la capa roja de terciopelo que caracteriza a su personaje, Simon Boccanegra, y pegó unos pases ante el delirio del respetable.

'¡Torero!, ¡torero!', gritaron entusiasmados entonces los espectadores, y él repitió 'la faena' en medio de '¡olés!' enfervorizados.

'Lo he hecho porque con lo que ha pasado es el día que había que hacerlo', explicó el artista al término de la función en referencia a la decisión de Catalunya de prohibir los toros.

Toreros, pero de verdad, también han terciado en la polémica. Enrique Ponce ha calificado la prohibición de las corridas de toros en Catalunya como un 'mazazo' y de una 'imposición del nacionalismo'. Ha asegurado que el tema de los toros no se trata de la 'defensa del animal' y que tiene claramente 'tintes políticos mucho más profundos'.

De una opinión parecida es el torero colombiano César Rincón. Ya retirado, Rincón acusa a Catalunya de 'avergonzarse de tradiciones lindas de la identidad española', en declaraciones concedidas desde España a la emisora La W de Bogotá.

La votación fue 'netamente política' y una 'excusa' para afirmar 'somos Catalunya y no somos España', opinó Rincón. El escritor colombiano Germán Castro Caicedo, afamado cronista taurino, también opina que la decisión del Parlamento catalán es un 'asunto político' que tiene que ver con las posturas independentistas de esa región.

En esa línea ahondó Antonio Urrutia, líder de la Asociación de Matadores de Toros y Novillos, Rejoneadores y Similares de México: 'Es una aberración, un atentado contra la libertad de expresión, contra la cultura, el arte, las tradiciones', declaró Antonio Urrutia, líder de la Asociación de Matadores de Toros y Novillos, Rejoneadores y Similares de México.

Pero no todo son críticas: hay mucho apoyos a la abolición, incluso en Suramérica.  La organización El Refugio se mostró 'eufórica'. En declaraciones a Europa Press Televisión, Nacho Paunero, presidente de El Refugio, aseguró que 'Catalunya ha dado un paso gigante' y que es una comunidad que 'siempre lleva la delantera'.

Los defensores de los animales en América Latina han aplaudido la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, mientras toreros y aficionados a la fiesta taurina se quejaron de lo que consideran un atentado a la libertad y una medida motivada más por la 'política' que por el amor a los toros.

'El pueblo ha hablado: la crueldad con los animales -disfrazada de 'tradición'- ya no se tolera'

'El pueblo ha hablado: la crueldad con los animales -disfrazada de 'tradición'- ya no se tolera', afirmó, por el contrario, el grupo de Personas por el Trato Ético de los Animales, más conocido por las siglas PETA, en una declaración difundida en Washington.

Luis Carlos Sarmiento, director regional para Suramérica de la Sociedad Mundial para la Protección de los Animales (WSPA, en inglés), dijo a Efe en Bogotá que la prohibición catalana, que entrará en vigor el 1 de enero de 2012, puede ser la 'base para ir más allá de la simple protesta' en América Latina, 'llegar a los legisladores' y dejar de lado 'la presión económica y mediátia'.

'No queremos quedarnos callados (...) La gente no se conforma con escuchar que el toreo es arte o cultura, porque el arte es para construir y no para matar animales', añadió.

También en Ecuador, las reacciones han sido contrapuestas, y mientras los taurinos entienden que prohibir los toros en el país sería prohibir una 'tradición', los antitaurinos se felicitan por la prohibición de un 'salvajismo cultural'.