Público
Público

González-Sinde dice adiós a la política

La ministra entregó el Premio Nacional de Cine a Agustí Villaronga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fue poco después de haber defendido ante una platea llena de colegas del mundo del cine la cualidad política del arte de Agustí Villarongapremio Nacional de Cinematografía 2011. La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, anunciaba entonces oficialmente que abandona la política después de las elecciones. Es cierto que ya lo había comunicado al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, y también al candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien había manifestado en televisión la semana pasada que la ministra no iría en sus listas, pero fue este sábado la primera vez que ella misma pronunció las palabras exactas: 'Es hora de retomar mi oficio. Tengo dos años de incompatibilidad por ley y en ese tiempo me gustaría reflexionar, escribir y probar suerte en otros ámbitos como la literatura y el teatro', dijo tras el escueto acto celebrado en el museo donostiarra de San Telmo.

Sinde hizo un balance positivo de su gestión, iniciada cuando tomó posesión de su cargo en abril de 2009: 'Estoy contenta y orgullosa de haber servido a mi país, de haber estado ahí, arrimando el hombro. Creo que es algo de lo que siempre estaré satisfecha'. Sobre las críticas recibidas en el mismo Festival de San Sebastián, en el que el abogado David Bravo presentó un experimento en un foro digital, con el que demostraba la ineficacia de la ley Sinde, la ministra dijo: 'Ese no es el fondo de la cuestión, sino si queremos crear una convivencia en la red que permita respetar los derechos de los creadores', manifestó en su defensa. Sobre lo que deja sin atar, expresó su pesar por no haber inaugurado el Museo Nacional de Antropología. Y advirtió al Partido Popular: 'Que desaparezcan ministerios como el de Ciencias y Cultura es un gran error. Hace falta que alguien defienda a las industrias culturales en los consejos de ministros', recalcó.

Sinde: 'Es hora de retomar mi oficio y probar suerte en la literatura y el teatro'

Poco antes, había pronunciado un discurso que sonó a despedida, en el que defendió el cine del director de Pa negre, porque 'políticos son nuestros deseos y nuestros miedos y Villaronga hace política con la belleza'. Para Sinde, 'la concesión de este premio era inevitable en estos momentos en los que se acusa al cine y a la gente del cine de ser políticos, de meterse en películas sobre los tiempos oscuros de nuestro pasado, pero el cine excelente no puede ser otra cosa que político', mantuvo la ministra, que alabó que Villaronga haya pasado de ser 'un cineasta de culto a un cineasta de todos'.

Entonces González-Sinde pasó a defender la industria del cine frente a los que dicen que no existe. Habló para ello de los 30.000 puestos de trabajo que genera, de los más de 600 millones de euros de taquilla anual, del 18% de cuota del cine español en el primer semestre del año, si bien obvió que fundamentalmente se debe a una sola película, Torrente 4. 'Sabéis remar en aguas bravas para mantener el equilibrio', le dijo a representantes de la industria presentes en la sala, como los productores Luis Miñarro y Gonzalo Salazar-Simpson, o el presidente de la Academia, Enrique González Macho, y la vicepresidenta, Judith Collel.

«'El cine excelente no puede ser otra cosa que político', dijo sobre Villaronga

Agustí Villaronga, tímido y discreto, pronunció un discurso muy breve en el que bromeó con que si le hubieran dicho hace años que recibiría este premio hubiera pensado que era cosa de 'ciencia ficción'. Agradeció el apoyo de los periodistas, porque 'sin ellos muchas películas no existirían', y reconoció que el año que ha trascurrido desde que presentó Pa negre en la pasada edición de San Sebastián ha sido 'muy raro'. Sobre la posibilidad de que Pa negre vaya a los Oscar ha sido preseleccionada por la Academia reconoció que prefiere no mirar tan lejos, pero si llega hastaHollywood, 'vaya susto'.