Público
Público

El Govern rectifica y sí pagará a los geriátricos

La alarma creada y las denuncias de las entidades surten efecto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Govern de la Generalitat catalana da marcha atrás y pagará un 50% de las subvenciones a los centros geriátricos y de atención a discapacitados correspondientes a septiembre. Así acalla el enorme malestar que produjo el anuncio de posponer hasta dos meses el pago a unos 7.500 centros concertados, que ponía en riesgo el mantenimiento de los servicios.

La rectificación supuso un gran alivio para las entidades afectadas, que agradecieron al Govern que desechara una medida 'que podía haber causado un gran perjuicio a las entidades sociales y a los usuarios que atienden'.

La Generalitat reduce a 15 días el periodo de impago y alivia a los centros

Los centros han vivido una semana de vértigo. El lunes por la tarde, y ante su sorpresa, la Conselleria de Benestar i Família les anunció que la Generalitat no cumpliría en septiembre su compromiso mensual de pago de los servicios concertados, que cubren al menos unas 85.000 plazas dirigidas a ancianos, discapacitados, enfermos mentales y drogodependientes. Por problemas de liquidez, el Govern retrasaba la transferencia del dinero comprometido al menos dos meses, de forma que en octubre tampoco haría efectivo el pago.

Tras diversas reuniones con los responsables de los centros y la patronal, ayer el conseller de Benestar Social, Josep Lluís Cleries, rectificó, dejó sin efecto el aplazamiento y consideró que la situación de Tesorería no es tan grave. Así, la Generalitat garantiza ahora el pago del 50% de las subvenciones del mes de septiembre y cumplirá con sus obligaciones en octubre. Al mismo tiempo, aseguró que antes que finalice el año entregará las cantidades pendientes correspondientes a septiembre.

Los cambios llegan tras dos días de presiones de las entidades sociales que gestionan los servicios. La Mesa del Tercer Sector que agrupa unas 4.000 asociaciones, el Comité de Representantes de Personas con Discapacidad y la Asociación Catalana de Directores de Centros y Servicios a la Dependencia Gerontológica consideraron 'impresentable, intolerable e inasumible' que las entidades se hicieran cargo de la financiación de los problemas de caja de la Generalitat. También criticaron ayer al conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, por no haber previsto los problemas de caja hasta cuatro días antes de cerrar el mes.

Las entidades critican a Economía por no prever los problemas de caja

La patronal de los centros y los trabajadores lamentaron en primer lugar la poca capacidad de reacción que les brindó el anuncio. El mes de septiembre estaba ya a su término y debían pagarse las nóminas. Muchas de las entidades más pequeñas, en especial las que se dedican a dar atención a los discapacitados, van al día y eso suponía dejar de pagar a los empleados. Pero además, en muchos casos significaba la incapacidad de prestar el servicio, hasta el punto que alguna patronal llegó a decir que los familiares deberían llevarse a casa a los ancianos.

Si el lunes el conseller reunió a todos los representantes de las entidades y les pidió un esfuerzo y les justificó la medida por los problemas de caja, ayer Cleries quiso quitar hierro al asunto. Agradeció el trabajo que desarrollan los centros y aseguró que el anuncio de la medida fue sólo 'un preaviso' al que no querían 'dar tanta trascendencia'. 'Hoy podemos confirmar con satisfacción que octubre se pagará con normalidad y que este mes se cobrará como mínimo el 50%', explicó. El titular de Benestar i Família consideró que el aplazamiento de tan sólo 15 días 'garantiza la gestión de todas las entidades hasta finales de año'.