Público
Público

El Goya sube de nuevo el telón

En el histórico teatro, referente entre 1916 y 1932,  se estrenó ‘Mariana Pineda’ de García Lorca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Teatro Goya, situado en el barcelonés barrio del Raval, reabre este viernes sus puertas con aires de modernidad. Aunque mantiene su fachada,  de principios de siglo, en su interior prima el diseño minimalista con una estética sobria en rojo y negro.

Cerrado desde 2004, sus tabiques han aguantado unas obras de reforma y remodelación de dos años, que han costado 3’7 millones de euros (2’2 de aportación pública).

El grupo Focus revitalizará el uso de este espacio teatral histórico de la ciudad. Daniel Martínez, presidente de la empresa, adelantó que el Goya tendrá “una personalidad propia y diferenciada y contará con la dirección artística de l actor Josep Maria Pou”.

Pou confesó que la programación será “comercial, al gusto del público” y expresó su deseo de “ver el teatro lleno cada día”. Aunque tendrá prioridad el teatro en catalán, también pasarán por allí obras en otros idiomas, explicó. Entre sus propósitos está recuperar obras de Arthur Miller.

Martínez se mostró muy satisfecho con el resultado de las reformas: “Hemos convertido un teatro obsoleto y deteriorado en uno moderno y cómodo”, acorde a las exigencias comerciales del nuevo siglo pero sin dejar de lado las necesidades culturales de la ciudad.

La nueva platea del Goya cuenta con 520 butacas  escalonadas, para mejorar la visibilidad, sobre un suelo insonorizado que repercutirá en la acústica del recinto.

Habrá un bar con capacidad para un centenar de personas que podría usarse para pequeñas representaciones.

Desde 1916  el Goya se forjó una posición de referencia en la escena de la capital catalana, con representaciones de la talla de Mariana Pineda de Federico García Lorca bajo la dirección de Margarida Xirgu.En 1932 se convirtió en cine, que en aquellos años empezaba su época dorada, pero en 1986 recuperó su oferta teatral acogiendo éxitos inolvidables interpretados por Paco Morán, las hermanas Gutiérrez Caba, Núria Espert, María Jesús Valdés, Amparo Moreno, Àngels Gonyalons o Pepe Rubianes, entre otros.

A partir del viernes, se estrena  la obra Els nois d’història, una adaptación de Alan Bennett que, por el momento, no tiene fecha de despedida.

El Teatro Goya debuta con una obra que reflexiona sobre los valores y métodos de la enseñanza de los 80 en Inglaterra en la adaptación catalana de The history boys. Se trata de uno de los éxitos del dramaturgo inglés Alan Bennett, que causó expectación en el National Theatre de Londres. La acción de Els nois d’història transcurre en el interior de una escuela de preparación a la universidad donde ocho brillantes alumnos preparan un curso intensivo para entrar a las prestigiosos centros de Oxford y Cambridge.

El amplio reparto está arropado por el mismo Josep Maria Pou, director de la obra, que interpreta a un profesor excéntrico que a través de su visión humanista de la educación  se enfrenta a una dirección thatcheriana en la que prevalecen los valores del mercado.  

La reapertura del Goya abre una ventana de aire fresco para el teatro en Barcelona. En una época en la que las salas alternativas viven momentos complicados, el Grup Focus, que ya gestiona los teatros Romea (con Calixto Bieito en la dirección artística) y Condal, en el Paral·lel , además de la Sala Villarroel (con el argentino Javier Daulte), culmina su misión cultural devolviendo a la ciudad un espacio histórico. El pasado mes de febrero, la capital catalana ya celebró la apertura de dos salas en un nuevo espacio alternativo, el Teatre Gaudí Barcelona, dirigido por el empresario teatral Ever Blanchet, con predilección por el teatro musical. Sin embargo, la escena en Barcelona, como en el resto de España, no está libre de peligro. La situación de salas como la Beckett, pendiente de “resolución inmobiliaria”, o de la compañía de danza La Caldera, que va a tener que negociar su contrato de alquiler, no están exentas de riesgo.