Público
Público

"Gracias, muy especialmente, al 15-M"

El argelino cuya orden de expulsión ha sido revocada escribe una carta agradeciendo su libertad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sid Hamed Bouziane, ciudadano argelino de 28 años, salió ayer miércoles del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Málaga, después de que el Gobierno revocase la orden de expulsión que pesaba sobre él. Bouziane se había casado la semana pasada con Candela, una cordobesa simpatizante de los indignados, y este jueves está previsto que firme los papeles del matrimonio. La revocación de la expulsión de Bouziane se produjo tras 11 días de intensas protestas por parte del Movimiento 15-M en Málaga. Decenas de indignados se concentraban diariamente ante el CIE de Málaga, en la Plaza de Capuchinos, un controvertido centro de internamiento cuyo cierre ha sido reiteradamente solicitado por asociaciones de derechos humanos, por todos los partidos políticos en Málaga (el Ayuntamiento aprobó por unanimidad una moción en este sentido) y por el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo. Bouziane ha escrito una carta de agradecimiento, hecha pública este jueves por el Movimiento 15-M. 'La estuvo escribiendo ayer por la noche, en árabe', explica su amiga Mamen. La carta es esta:

'Quiero dar las gracias a mi amiga Mamen por estar junto a mí desde el primer día hasta llevarme hoy a Córdoba y pedir ayuda a Amaya, al 15-M y al abogado José Cosín. Quiero dar las gracias a José Cosín por creer en mi historia y defenderme. Quiero dar las gracias a cada persona que todos los días estaba en esta plaza y alimentaba mi esperanza.

Quiero dar las gracias MUY, MUY, MUY ESPECIALMENTE AL 15-M POR LUCHAR POR MÍ, QUE SIN HACER NADA MALO ESTABA EN UNA CÁRCEL. YO SIEMPRE HE SIDO BUENO EN MI PAÍS Y AQUÍ.

Quiero dar las gracias a los subdelegados de Málaga y Sevilla por firmar mi libertad. Quiero dar las gracias España por quererme y evitar que me mataran en mi país'.

En declaraciones a Público, el abogado de Bouziane, José Cosín, afirmó la semana pasada que expulsar a su cliente de España y llevarlo a Argelia sería 'condenarlo a muerte'. Bouziane, que ahora trabajará en una tetería de Córdoba, es el menor de una familia muy numerosa. Según su propio testimonio, sus cuatro hermanos mayores pertenecían al grupo A.I.S. (Ejército Islámico de Salvación), que luchaba contra el régimen argelino hasta que en el año 2000 abandonó las armas y sus miembros fueron amnistiados por el gobierno. Sin embargo, algunos formaron una facción salafista contra el régimen y continuaron la lucha. A tres de sus hermanos los mató el Estado argelino y el cuarto se encuentra en paradero desconocido.

Los servicios secretos argelinos recurrieron entonces a Bouziane para infiltrarse en el grupo armado y lo retuvieron en tres ocasiones. Finalmente se vio obligado a aceptar las órdenes de infiltrarse para que lo soltaran, momento que aprovechó para coger una patera y cruzar el mar hasta llegar a España, en el año 2008. En Argelia ha dejado a su madre y a sus dos hermanas, cuya situación 'ha empeorado aún más' desde que su caso saltase a la prensa de su país, según Cosín.

El Movimiento 15-M ha hecho hoy público un comunicado en el que celebra que, 'después de 28 días' en el CIE, Bouziane esté 'en libertad'. 'La situación legal actual de Bouziane es la de la suspensión de su orden de su expulsión, que se revocará en cuanto él y su pareja firmen e inscriban su matrimonio en el registro civil. A partir de este momento, Bouziane posee la residencia como esposo de una ciudadana nacional que pertenece a la Comunidad Económica Europea y en dos años tendrá la residencia definitiva. Sid Hamed ya tiene un trabajo en Córdoba y ha expresado su ilusión de seguir con su vida en su ciudad con su esposa y amigos y vivir tranquilo', señala el comunicado. 'El Movimiento 15-M recuerda que seguirá trabajando de forma contundente para que se cierren todos estos centros que vulneran los derechos más fundamentales de los seres humanos', concluye.