Público
Público

Una gran manifestación reclama al Gobierno que dialogue con ETA

Decenas de miles de voces reivindican en Bilbao el derecho a la autodeterminación de Euskadi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

ETA ya ha cumplido, y ahora le toca cumplir al Gobierno. Esto es lo que han expresado decenas de miles de ciudadanos que, con la Conferencia de Aiete y el Acuerdo de Gernika como referentes, han recorrido el centro de Bilbao en una marcha multitudinaria bajo el lema 'Euskal Herriak Konponbidea nahi du' ('Euskal Herria quiere una solución').

El objetivo de la manifestación, que había sido convocada, precisamente, por los firmantes de Gernika, tenía como objetivo 'dar un importante impulso' al proceso abierto en Euskadi 'que persigue la paz y la normalización política'. Así consta en el comunicado que, en nombre de los convocantes, leyeron Belén Arrondo -del sindicato Stee-Eilas- y Ainhoa Etxaide, de LAB. Una en euskera y la otra en castellano.

La marcha fue una de las más multitudinarias de la capital vizcaína

Ambas apelaron a la Conferencia de Aiete como al cónclave que reclamó 'propuestas válidas para promover la solución que traerá la paz duradera que nunca' ha 'conocido Euskal Herria'. Unas iniciativas que, recalcaron, pretenden promover para Euskadi 'una solución íntegra democrática, dialogada y sin vencedores'. No obstante, quisieron dejar claro que esos planteamientos 'carecen de recorrido si sus receptores no responden' a lo propuesto por las seis personalidades internacionales que promovieron dicha conferencia.

En opinión de los firmantes de Gernika 'ETA ha respondido ya' con una decisión que, consideraron, ha traído 'un nuevo escenario que exige también la responsabilidad de todos los agentes y la responsabilidad de la sociedad en su conjunto'. Se deben poner encima de la mesa, 'el reconocimiento de los derechos de los presos', la legalización de todos los partidos y agentes, así como 'el cese de los juicios políticos'.

A los Gobiernos de España y Francia los manifestantes les exigieron 'que se sienten y dialoguen con ETA' para dar salida a 'las consecuencias de décadas de confrontación armada' en Euskadi. A partir de ahí, agregaron, será necesario 'el diálogo político porque las bases de la futura convivencia sólo pueden construirse desde el acuerdo entre todas las culturas políticas de Euskal Herria'.

Los participantes piden respeto para los 'derechos de los presos' de la banda

También hubo un llamamiento a los diferentes organismos estatales e internacionales para facilitar el reconocimiento al derecho de autodeterminación ya que, según explicaron en el manifiesto, los firmantes de Gernika consideran que es 'la ciudadanía vasca' la que 'tiene la llave decisiva' para que el nuevo escenario de paz tenga éxito 'por encima de Estados y partidos'.

La de ayer fue una de las manifestaciones más numerosas que se han celebrado en la capital vizcaína. El comienzo de la marcha, previsto inicialmente a las 17.30, se tuvo que retrasar unos minutos a la espera de la gente que llegaba de la estación de metro de Indautxu a la plaza de La Casilla y a la calle Autonomía. En esta última todavía seguían manifestándose ciudadanos cuando la cabeza de la marcha ya había completado el recorrido y estaba en la plaza del Ayuntamiento, en la ribera de la ría.

Entre los asistentes hubo representantes de los partidos que integran Amaiur -Alternatiba, Eusko Alkartasuna y Aralar- así como miembros de la izquierda abertzale, como Pernando Barrena, Joseba Permach o Txelui Moreno.

Antes del comienzo de la protesta, el líder de EA, Pello Urizar, aseguró esperar que a raíz de la decisión de ETA, España y Francia den 'una respuesta en positivo' para lograr una normalización 'completa' de la situación. Dani Maeztu, portavoz de Aralar, exigió a todos los implicados en el conflicto que 'cumplan la hoja de ruta' de Aiete. Y, como el 15-M, Maribi Ugarteburu reclamó en nombre de la izquierda abertzale 'una democracia real' para el País Vasco.

La marcha coincidió con la difusión de un documento en el que Batasuna se jacta de haber pasado en 'pocos meses' de estar frente al 'precipicio' a aspirar a todo, incluida una declaración unilateral de independencia como la de Kosovo en 2008, informa Europa Press. Una idea que, aseguran, no sería posible sin los 'cincuenta años de lucha anteriores'.