Público
Público

Grecia enseña el camino a Europa

Los dirigentes de Syriza interpretan que su enorme ascenso en las elecciones legislativas es un "gran punto de cambio" en un camino que puede ser un ejemplo para el Viejo Continente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En Grecia, el resultado electoral de Syriza, a pesar de no haber vencido a la derecha tradicional de Nueva Democracia, se considera un éxito. Manolis Glezos, histórico dirigente izquierdista, considerado un héroe en su país tras haber robado la bandera nazi de la Acrópolis en 1941 y haber sobrevivido a tres condenas a muerte, considera que las elecciones griegas marcan el nacimiento de una nueva izquierda en Europa.

'El segundo puesto en los comicios es una gran victoria siendo de izquierdas', afirma Glezos en un encuentro con Público. 'El elemento nuevo es que en todo el mundo tenemos fuerzas radicales, comunistas, progresistas, y distintos tipos de fuerzas: estalinistas, maoístas, eurocomunistas y anarquistas. En todo el mundo son estas cuatro líneas. Aquí nosotros a pesar de que las fuerzas que construyen Syriza vienen de aquí, lo nuevo no tiene nada que ver con estos elementos. Ellos querían llegar al poder. En cambio, nosotros queremos que el pueblo llegue al poder', afirma Glezos. 

'Este es el gran punto de cambio y no es resultado de un día para otro. Llevamos 12 años en esto, trabajando en ello. Con muchos desacuerdos y disputas entre nosotros. No es un camino fácil. Se está construyendo', explica el histórico dirigente izquierdista.

Los viejos miembros de Syriza, que en 2009 obtuvo apenas un 5% de los votos, no se creen aún haberse convertido en la alternativa de Gobierno a la derecha de toda la vida. Por fin, analizan fuentes del partido, se ha llegado a un punto donde de verdad la alternativa es una fuerza de izquierda transformadora y no los tradicionales partidos socialdemócratas

'Ahora hacemos algo muy importante', prosigue Glezos. 'Intentamos crear asambleas en los centros de trabajo, en los barrios, en las residencias para que las decisiones que tomemos vengan del pueblo, a través de las asambleas, que no salgan del partido', afirma. 'El 6 de mayo decidimos que tuvieran lugar en todos los sitios asambleas locales y que la gente nos propusiera cosas para el 17 de junio [el día de las elecciones]. No funcionó del todo, pero tuvo un 80% de éxito. Es muy difícil cambiar las ideas antiguas', reflexiona. 

En el entorno de Syriza existe una preocupación, derivada del hecho de que el resultado electoral fue una oportunidad perdida de tomar el poder. ¿Cómo mantener a la gente movilizada y no perder el feeling con la gente? De momento, tienen a Alexis Tsipras, una cara visible que el próximo 28 de julio cumplirá 38 años, joven, que si juega bien sus cartas, puede ser una personalidad clave en el futuro de Grecia. Para ello, consideran profesionales del entorno de Syriza, debe demostrar que puede ser un tipo de carácter y mantenerse fiel al espíritu que lo ha llevado a ser un símbolo en toda Europa.

-Desde París: El Frente de Izquierda, nuevo actor de peso en Francia, por Jesús Moreno Abad

-La 'izquierda real' renace con la crisis, por Juanma Romero