Público
Público

Griñán coquetea ahora con mayo como fecha electoral

El presidente andaluz recuerda que tiene potestad para alargar la legislatura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fecha electoral es una de esas decisiones sobre las que los presidentes tiene la sartén por el mango. La decisión, suya por definición legal, la pueden adoptar además con total autonomía política en caso de disponer, como José Antonio Griñán, de mayoría absoluta. No obstante, el jefe del Gobierno andaluz renunció a parte de esa libertad al comprometerse en mayo a agotar la legislatura hiciera lo que hiciera José Luis Rodríguez Zapatero. Pese a que Zapatero ya ha adelantado la cita con las urnas al 20 de noviembre y Griñán ha confirmado que cumplirá su palabra -las autonómicas no coincidirán con estas elecciones generalísimas y se celebrarán por separado por primera vez desde 1994-, el presidente andaluz dejó este lunes claro que el mango de la sartén sigue en su poder al señalar que tiene la opción incluso de convocarlas a principios de mayo.

El jefe del Ejecutivo regional insiste en que el mes 'más probable' es marzo

'Hasta el 5 de mayo [sábado], que es la fecha límite para celebrar elecciones, nosotros tenemos un trabajo que realizar', señaló Griñán en una entrevista en la cadena Ser, pese a lo cual señaló que 'lo más probable' es que las autonómicas se celebren en marzo. El actual Parlamento se constituyó el 3 de abril. Por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), Griñán debe publicar el decreto de convocatoria de elecciones 25 días antes de que concluyan los cuatro años de mandato, el 9 de marzo, y publicarlo al día siguiente en el BOJA. A partir del día 11 habría que contar 54 días, hasta el 3 de mayo.

Fuentes de la Junta aclaraban este lunes que al mencionar el 5 de mayo, como al mencionar en su día el 4 de marzo, el presidente no está dando fechas por cerradas, sino apuntando posibilidades aproximadas. 'La idea es que alargando al máximo la legislatura podría llegar hasta principios de mayo', señalan. Con la Loreg en la mano, sería factible fijar las elecciones el 29 de abril, de forma que hubieran pasado más de cinco meses desde las generales y más de 11 desde las municipales del pasado 22 de mayo. El propio Griñán ya ha manifestado que le gustaría celebrar las elecciones cuanto más lejos mejor del fatídico 22-M, cuando el PP derrotó por vez primera al PSOE en Andalucía.

'Lo siento por nuestra tierra', reacciona el PP ante la posibilidad

Hasta la fecha Griñán ha resistido las presiones de Ferraz para que adelante las elecciones y las haga coincidir con las generales, una fórmula que desde 1996 ha beneficiado al PSOE. ¿Existe margen para que dé marcha atrás? Según el presidente, lo que no hay son motivos, ya que 'en Andalucía no se dan las dos condiciones' que han llevado a Zapatero al adelanto: un nuevo candidato y una minoría parlamentaria.

Preguntada en rueda de prensa por la alusión a alargar al máximo la legislatura, Alicia Martínez, vicesecretaria general del PP andaluz, dijo: 'Lo siento por nuestra tierra'. Martínez negó que haya 'contradicciones' en el PP sobre la decisión de Griñán, pese a que Javier Arenas desdijo el domingo públicamente a Soraya Sáenz de Santamaría, que había pedido a Griñán que adelantase las elecciones. El dirigente nacional Esteban González Pons afirmó que la decisión de Griñán de no unir las autonómicas a las generales -una petición histórica de Arenas- demuestra que ve como 'perdedor' a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Mario Jiménez, portavoz parlamentario del PSOE andaluz, afirmó este lunes que el debate sobre las convocatorias electorales ha convertido al PP en 'un gallinero'.