Público
Público

Un grupo de 68 inmigrantes llega a la Isla de Tierra

Además, otras 60 personas han tratado de saltar la valla separa Melilla de Marruecos, aunque han sido repelidos por la Guardia Civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de 68 inmigrantes llegó la pasada madrugada a la Isla de Tierra, un pequeño islote situado en el archipiélago de Alhucemas a escasos 30 kilómetros de las costas marroquíes. Según fuentes policiales, en el grupo, que arribó en torno a las cinco de la mañana, hay  tres menores y 17 mujeres. Todos se une a los 13 subsaharianos que permanecen en el islote desde el pasado miércoles.

Además, unos 60 inmigrantes de origen subsahariano han tratado hoy de saltar la valla fronteriza que separa Melilla de Marruecos, aunque han sido repelidos por la Guardia Civil. El intento de entrada se ha producido en torno a las 05.30 horas en la zona próxima al puesto fronterizo de Río de Oro. Sin embargo, ninguno de ellos ha conseguido acceder a territorio español.

Refiriéndose a las personas llegadas al islote de Tierra, el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, dijo a Europa Press que 'no duda de que se trata de una acción perfectamente coordinada y orquestada por parte de las mafias que trafican con seres humanos, poniendo en peligro, si es preciso, la vida de menores'.  Desde su punto de vista, 'la delicada situación que se viene sucediendo en Isla de Tierra desde que el pasado día 29 llegara un primer grupo de 19 inmigrantes, pone asimismo sobre el tapete la necesidad de coordinar una política de inmigración que logre abortar el negocio de las mafias e implique en mayor medida a la Unión Europea'.

La Isla de Tierra se convirtió en noticia el pasado miércoles con la llegada a dicho lugar en una barcaza de 19 inmigrantes. Seis de ellos, tres bebés y tres mujeres, una embarazada y las dos restantes madres de los pequeños, fueron trasladados a Melilla, quedando los 13restantes en el islote, hasta entonces deshabitado.

La llegada de este grupo de 68 personas supone la mayor oleada de inmigrantes llegados a peñones e islotes de soberanía española situados en el norte de África.

Las islas y peñones que España posee en el Norte de África se han convertido en el nuevo frente del problema de la inmigración, debido a que el refuerzo de la seguridad en torno a la valla fronteriza entre Melilla y Marruecos ha obligado a las mafias a buscar nuevas vías.

La llegada de inmigrantes a estos pequeños enclaves, algunos como el caso de la Isla de Tierra casi desconocido y deshabitado, es algo novedoso, ya que solo se viene produciendo desde hace unos meses. Hasta la llegada hoy de 68 inmigrantes a uno de los tres islotes que componen el archipiélago de Alhucemas se habían registrado al menos otras doce llegadas, pero ninguna con una cifra tan elevada de subsaharianos.

La primera se produjo el pasado 3 de mayo a la Isla del Congreso, perteneciente al archipiélago de las Chafarinas, donde arribó una pequeña embarcación con seis inmigrantes. Días más tarde una segunda barca llegaba al mismo lugar con otros seis inmigrantes, mientras que el 15 de mayo la cifra de inmigrantes ya fue mayor, en concreto 18, entre los que se encontraba seis mujeres, una niña y un niño.

El refuerzo de la vigilancia en Chafarinas puso cierto freno a esta situación, aunque de manera esporádica se producía alguna que otra llegada. Sin embargo, la voz de alarma saltó el 19 de agosto, hace justo dos semanas, con la aparición en el Peñón de Alhucemas de una embarcación con 41 inmigrantes.

Aproximadamente la mitad de los indocumentados fueron trasladados a Melilla, en tanto el resto fue llevado a Almería, ante la saturación del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad autónoma, que había albergado ese mismo día a unos 60 inmigrantes que consiguieron saltar la valla la noche antes.