Público
Público

Un grupo de prosaharauis se encadena al Ministerio de Exteriores

Denuncian "la represión" tras el desalojo del campamento Gdeym Izik, en El Aaiún

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Seis activistas pro-saharauis se han encadenado esta mañana en Madrid a las ventanas del Ministerio de Asuntos Exteriores durante una hora para denunciar la 'represión' que sufre el pueblo saharaui tras cumplirse un año (el próximo martes) del desalojo del campamento Gdeym Izik, en El Aaiún, por la autoridades marroquíes. Además de protestar por 'la burla de no haberse realizado ningún informe sobre lo ocurrido'.

'Desde hace 36 años el pueblo saharahui vive encadenado a las políticas de este ministerio y sus socios', podía leerse en la pancarta que sostenían los encadenados, así como  pancartas que reclamaban una 'justa paz' para el Sáhara Occidental y denunciaban el muro construido por Marruecos que separa a familias saharahuis.

Tal y como han explicado los promotores de esta acción de protesta a través de un comunicado, 'la acción ha cumplido sus objetivos ya que los seis compañeros han podido leer el comunicado de sus reivindicaciones y al terminar el acto no ha habido detenidos'. Según ellos, 'un grupo de apoyo de unas 30 personas les ha acompañado durante todo su encadenamiento'

La protesta ha concluido sin incidentes y ha sido precedida por una concentración convocada por colectivos pro-saharauis en la cercana plaza de Tirso de Molina.

El campamento Gdeim Izik tuvo por objetivo, recuerdan los convocantes de la concentración, reclamar derechos sociales de los saharahuis.