Público
Público

La Guardia Civil investiga si se desvió dinero de Covap a través de una empresa de transportes

La Guardia Civil calcula que Covap podría haber concedido créditos de manera irregular por un importe superior a los 13 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras la detención del ex director de Covap y la imputación de los 18 miembros de los dos últimos consejos rectores de esta cooperativa, la mayor empresa agroalimentaria de Andalucía, la Guardia Civil está centrando sus pesquisas en una empresa de transportes. Según ha podido saber este periódico, los investigadores tratan de esclarecer si se desvió dinero de Covap a través de Transpival, la empresa que transportaba los productos de Covap y que fue liquidada hace un año.

El gerente de Transpival, Juan Manuel Ble, es el propietario de BleOil SA, la firma que compró una gasolinera entre Pozoblanco y Villanueva de Córdoba con pagarés a nombre de Covap. Esta compra fue la que desató las investigaciones policiales y la que ha llevado a la Guardia Civil a vigilar las acciones financieras entre Covap y Transpival.

En concreto, los agentes tratan de averiguar si muchos de los créditos que Covap concedió a Transpival se corresponden con la realidad. La investigación está intentando probar si el valor de los inmuebles que se usaban como garantía para acceder a operaciones financieras con Covap se correspondían con su valor real de mercado. En total, la Guardia Civil calcula que Covap podría haber concedido créditos de manera irregular por un importe superior a los 13 millones de euros.

La investigación de la Guardia Civil arranca meses antes de que Covap decidiera cambiar la empresa que distribuía sus productos. Hasta 2003, los encargados de la distribución eran los dueños de una firma de transportes de Pozoblanco, el municipio cordobés en el que tiene su sede social la cooperativa. Sin embargo, ese año Covap decidió encargar la distribución de sus productos a Transpival, una empresa desconocida hasta ese momento y que según reconocieron ayer fuentes sindicales 'no tenía ni camiones cuando se presentó al concurso'. El director de Covap en ese momento era Miguel Ángel Díaz Yubero, que fue detenido el pasado 15 de noviembre en el marco de esta operación policial.

Ayer, el secretario de de la Federación de Transportes de UGT-Córdoba, Manuel Sánchez, recordó que su sindicato denunció 'irregularidades' en Transpival en el año 2009 que derivaron en la liquidación de la empresa y en que 42 personas se quedaran sin trabajo. Sánchez argumentó la extrañeza de la situación de una empresa que aparentemente no tenía que sufrir problemas de liquidez, ya que distribuía en toda España los productos de la mayor cooperativa agroalimentaria de Andalucía que está capeando con beneficios la crisis económica.

Según UGT, ya en 2009 Transpival tenía importantes deudas con la Seguridad Social, con Hacienda y hasta con Tráfico por sanciones sin pagar. Por eso, no podían renovar las tarjetas de transporte necesarias para que los camiones siguieran circulando. Además, Sánchez asegura que 'el mantenimiento de los vehículos era pésimo', que 'había gasolineras en las que los conductores no podían repostar por las deudas que tenía la empresa' y 'talleres a los que no se podía llevar a reparar los camiones por lo mismo'.
La difícil situación financiera de Transpival se destapó cuando la firma dejó de pagar a sus trabajadores, a los que aún se les adeudan tres nóminas. Ahora, es Covap la que está intentando liquidar muchas de las deudas de esta firma con los trabajadores y con las empresas que les prestaban servicios.

Cuando la situación de Transpival era crítica, su gerente adquirió por 700.000 euros una gasolinera en Pozoblanco con pagarés de Covap que, al parecer, tenían el visto bueno de la cooperativa.

Covap no ha tardado en reaccionar. La cooperativa pozoalbense se siente parte perjudicada. Ayer trascendió que Covap decidió en una asamblea del pasado mes de junio el inicio de acciones legales contra su ex director, Miguel Ángel Díaz Yubero, para 'depurar posibles responsabilidades', según palabras del propio presidente de la cooperativa, Ricardo Delgado Vizcaíno. En la asamblea se dio cuenta del alcance de la investigación policial y de su trascendencia.