Público
Público

La Guardia Civil se manifestará el 18 de septiembre contra el Gobierno

Aseguran no estar en una huelga de 'bolis caídos' porque no tienen reconocido ese derecho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De 'falsas promesas' acusa la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Unión de Oficiales (UO) al Gobierno de Rodríguez Zapatero. Por ello han anunciado esta mañana la convocatoria de la que esperan sea una 'multitudinaria manifestación' para el próximo 18 de septiembre en Madrid. 

El secretario general de la AUGC, Alberto Moya, ha informado del acuerdo de 'unidad de acción' suscrito entre ambas organizaciones para defender sus intereses y protestar conjuntamente por la 'situación muy crítica' en la que se encuentra la Guardia Civil. 

'No hay huelga de 'bolis caídos'  porque no tenemos reconocido  ese derecho' , asegura la AUCG                                                                                         

Consideran que el acuerdo es un 'paso de unión para salir de este atolladero en el que nos ha metido el Gobierno' y han pedido un mayor 'compromiso' para 'modernizar las condiciones laborales y de régimen estatutario del cuerpo'.

En esta línea han anunciado que la manifestación del próximo 18 de septiembre en Madrid tendrá una 'gran acogida' ya que, según ha indicado Moya, la presencia de la UO en la marcha 'demuestra hasta donde ha llegado la situación'.

Por su parte, el vicepresidente de la UO, José Joaquín Jiménez, ha denunciado que la promoción interna, en el caso de los oficiales, 'sufre un apartheid', a la vez que ha recriminado que la Guardia Civil sea la policía 'con menos derechos y la más barata de Europa'. 'La opción de los oficiales es irse a la Policía Nacional, porque la Guardia Civil no tiene futuro', ha sentenciado.

Ambas asociaciones han pedido una mayor 'equiparación' con otros cuerpos de policía, sobre todo en lo relativo a las jornadas laborales. 'Un guardia civil hace 22 horas mensuales más que un policía nacional y no cobra lo mismo', ha añadido Moya.

Moya también ha acusado la carencia de mecanismos de defensa que tiene la Guardia Civil: 'No tenemos el mismo poder que los controladores', ha señalado.

En este sentido, ha aclarado que 'no hay ninguna huelga de 'bolis caídos ', porque no tenemos reconocido este derecho, sino un movimiento espontáneo que corre como la pólvora', en referencia al descenso de denuncias en los últimos meses.

Asimismo, los representantes de guardias civiles han arremetido contra el 'resumen de actividades individuales' que 'premia más la denuncia que el servicio ciudadano'. '¿Qué puntuación hay que dar a un cadáver por proteger la vida de los ciudadanos?', se preguntaba Moya. Sin embargo, han anunciado que 'no admiten la presión' y que la 'profesionalidad está por encima'.

El representante de la UO ha concluido criticando al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba que 'se comprometió a llevar a la Guardia Civil al siglo XXI y todavía estamos en el XIX'.