Público
Público

La Guardia Civil tapa la boca de Pons por sus teorías conspiratorias

La jueza decidió la fecha de la 'operación Galgo' en noviembre. El PP sostiene que se ha utilizado la investigación como cortina de humo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La titular del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid, que dirige la operación Galgo contra el dopaje en el deporte, decidió a mediados del pasado mes de noviembre que las detenciones y registros se llevaran a cabo el pasado jueves día 9 de diciembre, ha informado hoy la Guardia Civil.

El instituto armado responde así a las declaraciones del viceseretario general de Comunicación del PP, Esteban González Pons, que ha acusado al Ministerio del Interior de pretender 'tapar' con la operación la comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para informar de las medidas tomadas en el conflicto de los controladores aéreos.

'Qué casualidad que (Interior) decidiera que el día ideal para hacer una operación muy mediática como es la del dopaje en el deporte fuera dos horas después de que Zapatero terminara de dar su breve explicación en el Congreso de los Diputados sobre todo lo que había ocurrido la semana pasada en España', ha dicho González Pons en Valencia.

En su comunicado, la Guardia Civil explica que la fecha de la operación fue acordada por la jueza y la Fiscalía a mediados del pasado mes de noviembre y que la decisión se notificó a la Guardia Civil, que practicó las detenciones y registros ordenados siguiendo esas instrucciones.

El instituto armado llevaba investigando el caso desde el pasado mes de abril, cuando tuvo conocimiento de que algunas personas podían estar dedicándose a facilitar el dopaje a deportistas de alto nivel, así como a realizar el conocido como 'dopaje sanguíneo' mediante transfusiones de sangre.

En la fase de explotación de la 'operación Galgo', desarrollada el pasado día 9 en Madrid, Las Palmas, Alicante, Segovia y Palencia, se detuvo a 14 personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública.

Además, se efectuaron un total de 15 registros domiciliarios en los que se intervinieron anabolizantes, esteroides, bolsas con sangre, así como material de laboratorio utilizado para la realización de transfusiones sanguíneas.