Público
Público

La guerra de Cascos fractura al PP en el Parlamento asturiano

Cinco diputados regionales afines al ex ministro envían una carta a Rajoy denunciando la dejación de funciones de Ovidio Sánchez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La batalla que se libra en el PP asturiano a cuenta de proponer el candidato al Principado para las autonómicas de 2011 ha encontrado un nuevo escenario. Ahora, la pelea también se libra en el Grupo Parlamentario Popular de la Junta General del Principado de Asturias. Un grupo de cinco diputados autonómicos afines al ex ministro Francisco Álvarez-Cascos ha decidido remitir a la dirección nacional del PP una carta en la que critica el abandono al que el líder regional del partido, Ovidio Sánchez, tiene sometido al grupo parlamentario. La misiva partió ayer de Oviedo vía correo ordinario y, según sus promotores, tiene carácter 'meramente informativo'.

En las últimas semanas, el sector afín al ex hombre fuerte de José María Aznar se afana en poner de manifiesto que la etapa de Sánchez está agotada. Se trata de una vía más de presión a la dirección nacional del partido para que reconsidere su decisión de no convocar un congreso extraordinario en el PP asturiano hasta pasadas las autonómicas, algo que demandan los casquistas.

Los 'casquistas' denuncian que el grupo parlamentario está paralizado

Los firmantes de la carta, los diputados Pelayo Roces, Reinerio Álvarez, Luis Peláez, Marcial González y Cristina Coto, critican que su jefe de filas en Asturias no haya celebrado 'reuniones del Grupo Parlamentario' desde junio de 2010 hasta el pasado 18 de octubre.

En este sentido, ven especialmente grave 'la no celebración de las reuniones previas preparatorias del debate sobre el estado de la región' que tuvo lugar entre los días 14 y 18 de octubre. Una cita en la que, a juicio de los firmantes de la carta, Sánchez, presidente y portavoz del grupo parlamentario, hizo una intervención 'improvisada' y 'poco solvente'.

La misiva tiene solamente carácter 'informativo', según sus autores

Además, fuentes próximas a los autores de la misiva pusieron de manifiesto ayer la discriminación a la que están siendo sometidos por haber apoyado abiertamente la opción de Cascos. Así, lamentaron que en el pleno de la Cámara regional se presentaron propuestas de resolución que no habían sido debatidas por la totalidad del grupo parlamentario.

Para este grupo de cinco diputados el Grupo Parlamentario Popular lo integran 20 'la gota que colmó el vaso' fue la 'injustificada' ausencia de Ovidio Sánchez el pasado viernes en el debate de una iniciativa parlamentaria que fue presentada por Pelayo Roces, uno de los diputados casquistas. Su inasistencia provocó que los conservadores perdieran la votación.

El número dos de Sánchez afirma que no va a responder a 'provocaciones'

El envío de la carta a la dirección nacional del PP se produce sólo un día después de que los cinco diputados citados fueran reprobados por el resto del grupo parlamentario por sus críticas a Ovidio Sánchez. 'Pedimos que se respeten las áreas de trabajo de cada diputado, que podamos registrar iniciativas y que podamos dar ruedas de prensa. Se trata sólo de que el grupo y el partido funcionen', aseguró ayer Cristina Coto, una de las promotoras de este documento.

Estos diputados convocaron a los medios el pasado viernes tras perder la votación en la que se ausentó Sánchez y denunciaron su dejación de funciones. Están convencidos de que la actuación de su presidente regional puede contravenir algunos de los preceptos del estatuto de funcionamiento interno del grupo parlamentario.

Ya en la carta que Cascos entregó en junio a la vicesecretaria de organización del partido, Ana Mato, el ex dirigente conservador apostaba por que el grupo parlamentario tuviese 'el máximo apoyo de la dirección del partido sin distracciones logísticas ajenas al control y la acción parlamentaria'.

En el entorno de Ovidio Sánchez la reacción a este nuevo movimiento de los casquistas llegó en forma de rueda de prensa. Fernando Goñi, secretario general del partido, respondió asegurando que no caerán 'en las provocaciones de unos pocos' que puedan llevar a que se repita la situación de 1998, que provocó la ruptura de la formación tras la expulsión de Sergio Marqués, entonces presidente del Principado.

A juicio de Goñi, tanto la dirección regional del partido como una amplia mayoría de los diputados autonómicos están convencidos de que no deben perder la 'oportunidad' de ganar las elecciones, informa Efe.

El número dos del PP asturiano recordó que la dirección regional de la formación cuenta con la 'legitimidad' de haber sido elegida por decisión de los militantes en el último congreso y posteriormente por 'unanimidad' de los miembros del comité ejecutivo. Y que no está dispuesta a 'perder el tiempo' con 'disputas internas'.

En este contexto, fuentes de la dirección del PP asturiano no consideraban ayer emprender acción disciplinaria alguna contra los cinco diputados que han cargado abiertamente contra Ovidio Sánchez. 'Si es lo que pretenden, no vamos a entrar en debates de este tipo. Hay que trabajar pensando en los ciudadanos', insistieron.