Público
Público

La 'Gürtel' anotó el "montaje" del PP valenciano para crear un partido contra el PSOE

La agenda personal de Pablo Crespo revela que la fecha en que se gestó la operación coincide con el lanzamiento del PSD en el otoño de 2006

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Nuevo Partido Político con gente del PSOE de buen cartel. Es un montaje de ellos. Necesitan ayuda económica. Ricardo protesta'. Lo anterior es la transcripción literal de una anotación hecha en el otoño de 2006 en la agenda personal que la Policía incautó al número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, y que figura escaneada en el sumario del caso. Y el 'ellos' que menciona el lugarteniente de Francisco Correa se refiere a los dirigentes del PP valenciano.

Porque la reveladora anotación aparece vinculada a otra que se sitúa justo encima: un cuadro sinóptico donde Crespo reflejó la existencia de una reunión cuyos asistentes quedan nombrados así: 'Ana, Víctor, Rambla, Ricardo, Presi'. Crespo escribió esos comentarios justo en las mismas fechas en que irrumpió en el panorama político el Partido Social Demócrata (PSD) con el objetivo confeso de erosionar a los socialistas valencianos (PSPV). Sus principales fundadores se valieron de un conglomerado de asociaciones para obtener de la Generalitat subvenciones millonarias fraudulentas.

Impulsores del PSD reconocen que pidieron al PP que les abriera puertas

La terminología empleada por la trama, de la que da amplia cuenta el sumario del caso Gürtel, indica que los participantes en la reunión reseñada por Crespo eran tres dirigentes del PP cuya imputación pide la Fiscalía por la presunta financiación ilegal del PP: Víctor Campos, hoy exvicepresidente de la Generalitat; Vicente Rambla, actual vicepresidente; Ricardo Costa, ex secretario general del PP valenciano, y el 'Presi'. Las conversaciones intervenidas demuestran que los miembros de la red corrupta solían referirse a Francisco Camps con ese diminutivo: el 'Presi'. Público leyó ayer a una portavoz del PP valenciano las notas de la agenda incautada. La portavoz declinó pronunciarse sobre el asunto.

Aunque el texto manuscrito de Crespo no aparece fechado, sí lo están las páginas anteriores y la inmediatamente posterior de la agenda: 10 de octubre de 2006 y 10 de noviembre del mismo año. Eso indica que los hechos relatados se produjeron en el periodo comprendido entre ambas jornadas. Exactamente los días 4 y 5 de noviembre de 2006 celebró en Valencia su convención fundacional regional el Partido Social Demócrata (PSD), una formación que aglutinó, entre otros, a escindidos y expulsados del PSPV. Ayer, impulsores del PSD en el País Valencià reconocieron que pidieron ayuda al PP para que le abriera a sus dirigentes las puertas de determinados medios regionales de comunicación.

Sus fundadores captaron ayudas millonarias con una red de asociaciones

En las elecciones municipales de 2007, el PSD obtuvo en el País Valencià 12.091 votos y 14 concejales, algunos de ellos decisivos. Por ejemplo, en Denia (Alicante), el concejal del PSD resultó clave en la moción de censura que en 2008 derribó al PSOE y dio la alcaldía a la conservadora Ana Kringe.

En 2007, el diario Levante informó de cómo funcionaba la trama asociativa creada por los líderes del PSD para recibir subvenciones cuantificadas en más de cinco millones de euros. El dinero procedía básicamente de la Conselleria de Bienestar Social, entonces capitaneada por el actual portavoz del PP en Les Corts, Rafael Blasco, antiguo militante socialista. El PSD nació de un cóctel de siglas entre las que destacaba el PSI (Partido Socialista Independiente), dirigido por una sobrina de Blasco y que ya operaba en la comarca valenciana de Ribera Alta.

El operativo para lograr ayudas era sencillo: los dirigentes del PSD lo eran asimismo de varias asociaciones. Simultáneamente, constituyeron empresas que facturaban a sus propias asociaciones para justificar gastos. Ayer, la actual presidenta del PSD, Amparo Picó, aseguró a Público que quienes dirigían el partido en 2006 y 2007 ya no militan en él.

El portavoz socialista en las Corts valencianas, Ángel Luna, considera que la anotación en la agenda de Pablo Crespo denota que el PP valenciano 'es capaz de cualquier cosa para ganar y conservar el poder'. Luna valora esas notas como la constatación de una simbiosis entre el partido de Camps y la ‘red Gürtel': 'El hecho de que aparezca la ‘trama Gürtel' en una operación de esta naturaleza pone de relieve que la red forma parte indisociable del corazón electoral del PP'. A la pregunta de qué partido era fruto del 'montaje' citado por Crespo, el diputado socialista afirmó lo siguiente: 'Puede referirse al PSD o a cualquiera de las derivaciones del inicial PSI construido por los seguidores de Blasco. Todo eso han sido montajes construidos a iniciativa de Rafael Blasco y financiados de manera poco clara'.