Público
Público

La 'Gürtel' informó al número dos de Aguirre de los "pufos" en Madrid

El informe policial sobre financiación ilegal a través de Fundescam destapa dos misivas de Pablo Crespo a Francisco Granados para reclamar una deuda, archivadas como "Carta Granados-Pufos Reg.Madrid.doc"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Carta Granados-Pufos Reg. Madrid.doc'. Bajo ese título de significado inequívoco, la red Gürtel guardaba en sus ordenadores dos cartas de relevancia para las indagaciones sobre la presunta financiación ilegal de PP madrileño y que aparecen reseñadas en el informe policial al que ha tenido acceso Público. Porque esas misivas prueban que su destinatario, Francisco Granados, secretario general del PP madrileño y consejero de Presidencia en el Gobierno de Esperanza Aguirre, fue informado de la existencia de una deuda con Special Events cifrada oficialmente en 60.000 euros. Tal deuda, reclamada a Granados por Pablo Crespo, a quien se considera el lugarteniente de Don Vito, era el 'pufo'. En otras palabras: se trataba de una deuda que, a criterio de la propia trama corrupta, poseía un carácter engañoso, turbio o fraudulento. La palabra 'pufo' se repite en el enunciado de cinco archivos informáticos incautados por la policía, todos ellos referidos a la citada deuda. Una portavoz de Granados confirmó que este recibió al menos una carta de Crespo.

'Para financiar campañas'

El secretario general del PP de Madrid confirmó ayer que Crespo le escribió

Fechado el pasado 30 de julio e incorporado a las actuaciones secretas del sumario Gürtel, el informe de la Brigada de Blanqueo aporta numerosos datos sobre la financiación ilegal del PP madrileño. El PP, sostiene la UDEF, usó un sistema de 'facturas ad hoc' cuyo concepto y destinatario el PP o Fundescam variaba según 'las necesidades del cliente'. Según la policía, el PP de Madrid falseó facturas electorales de las campañas de Aguirre en 2003 por importe superior a 1,2 millones de euros.

'Este sistema de facturación ad hoc y de financiación irregular de los actos realizados por el conjunto de empresas de Francisco Correa para el PP tiene una persistencia en el tiempo', dice el informe. En otro momento, la Brigada de Blanqueo pone el dedo en la llaga de Fundescam: 'El partido ha canalizado a través de Fundescam recursos que han sido empleados para financiar campañas electorales'.

Por lo que respecta a la reclamación del 'pufo', la policía reproduce en estilo indirecto parte de una de las dos misivas de Crespo a Granados: 'Le indica [Crespo] la existencia de una deuda pendiente como consecuencia de los trabajos realizados en beneficio de la formación política', detalla el informe antes de precisar que esa carta obtuvo 'acuse de recibo y respuesta', y que todo ello quedó almacenado en los ordenadores del conglomerado Gürtel.

El consejero niega que Special Events exigiera pagos de Fundescam

En el apartado relativo al tráfico postal entre la trama y los dirigentes del PP madrileño, el informe policial introduce un elemento incómodo para el equipo de Aguirre cuando relata cómo Crespo subraya en su carta a Granados que 'ellos [la trama] han seguido las instrucciones marcadas desde la primera planta de la calle Génova'. En esa primera planta se localiza el cuartel general del PP madrileño. Y, también, la sede de Fundescam.

A preguntas de este diario, una portavoz de Granados negó de manera tajante que la deuda pendiente con Special Events incluyera facturas giradas a nombre de Fundescam. La portavoz confirmó que Crespo se había dirigido por carta a Granados y añadió que, dado que no hubo acuerdo, Special Events 'planteó un pleito'. En efecto, la empresa que en esa época operaba como marca principal de la trama Gürtel demandó al PP de Madrid. El juicio, señalado para el 16 de mayo de 2006, no llegó a celebrarse, dado que las dos partes alcanzaron un acuerdo.

La policía subraya que la financiación ilegal no fue un hecho coyuntural

Como informó este periódico en mayo de 2009, fue Crespo quien al final frenó el juicio cuando llevó a la sede del PP de Madrid un documento que evidenciaba la falsificación de facturas. Fuentes que conocen esa información de primera mano aseguran que Crespo esgrimió un archivo Excel titulado 'Detalle facturas con cambio de entidades y/o conceptos (PP de Madrid)'. Ese estadillo figura en el informe policial y está incorporado al sumario Gürtel.

En ese juicio de Special Events contra el PP estaban citados como testigos dos personajes clave en el caso Gürtel: el ex concejal del PP José Luis Peñas, que grabó sus conversaciones con Francisco Correa y denunció los hechos ante Anticorrupción, y José Luis Izquierdo, el contable de la trama.

Crespo recordó al PP que el acuerdo era «encajar» facturas en la campaña de 2003

Ayer, Público preguntó a Peñas. 'Me consta que en el total de la deuda que reclamaban había actos facturados a Fundescam', aseguró el ex edil de Majadahonda, que permanece imputado en la causa. Peñasacudía a todos los actos como miembro del equipo de organización del PP. Y, según pudo saber este diario, Special Events planeaba aportar fotos de los actos de Fundescam como prueba contra el PP. En algunas de esas fotos se observa el logotipo de Fundescam en la esquina superior izquierda de las traseras de los actos. El logo del PP aparece en la esquina superior derecha.

Las cartas a Granados no fueron las únicas que escribió Crespo. El número dos de la organización de Don Vito remitió una misiva a Salvador Victoria en su calidad de 'secretario de la comisión jurídica asesora del PP de Madrid'. Victoria es actualmente viceconsejero de la Vicepresidencia, a las órdenes de Ignacio González.

Otra carta igualmente remitida por Pablo Crespo al gerente del PP de Madrid, Beltrán Gutiérrez, y reproducida fotográficamente en el informe afianza la tesis policial sobre el falseamiento contable. 'Aprovecho la ocasión escribió Crespo para recordarte el asunto de las facturas pendientes de los pueblos de Madrid de hace un año'. 'Recordarás dice a renglón seguido que quedamos en encajarlas en esta campaña', la autonómica de 2003, según la policía.

Además de gerente del PP, Beltrán Gutiérrez ya era en 2003 apoderado de Fundescam. Es su firma la que consta en los certificados que Fundescam entregó a los empresarios que, con Gerardo Díaz Ferrán en cabeza, aportaron a sus arcas casi un millón de euros entre 2003 y 2004. Al menos un tercio de ese dinero sirvió para sufragar gastos electorales de Esperanza Aguirre, sostiene el informe policial, que incluye la lista de facturas de Fundescam que fueron falseadas.