Publicado: 04.10.2012 19:54 |Actualizado: 04.10.2012 19:54

De Guindos, recibido en la London School of Economics al grito de "No nos representa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una semana después de que el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, impartiera ante directivos españoles y británicos un seminario en la embajada española sobre el papel de España en la economía global, ha llegado hoy a Londres el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. Una visita cuyo único objetivo pasa por recuperar la confianza de los inversores internacionales en la deuda pública, que sólo en ocho meses han retirado ya 90.000 millones de euros de inversión, lo que ha propiciado que la banca española sea el principal tenedor de deuda nacional.

Tras el encuentro con inversores a los que ha trasladado los esfuerzos del Gobierno en materia de consolidación fiscal, con especial hincapié en las últimas reformas acometidas, De Guindos ha impartido una conferencia en la London School of Economics ante un auditorio abarrotado donde no se han permitido más cámaras de televisión que las de CNBC, que servía la señal al resto. Toda la conferencia se ha desarrollado con total normalidad hasta el momento en que, ya en el turno de preguntas, un grupo de españoles se ha puesto en pie con una pancarta en la que se leía "España en venta", increpando al ministro en inglés "por qué esta crisis las está pagando la gente, pasando hambre" y denunciando que "en España no hay democracia, todo el mundo ha visto a la policía golpear a la gente".

De Guindos ha aguantado estoicamente los reproches y, terminada esta primera tanda de protestas, se ha ofrecido a "hablarlo después, porque soy una persona abierta", pidiendo "por favor, déjeme ahora cumplir con el resto del público". Minutos después, otro español ha preguntado "¿por qué, si usted ha indicado que el origen de la crisis se encuentra en el sector privado, es la gente la que está pagando la crisis?". De Guindos ha respondido que "a veces los Gobiernos tienen que tomar decisiones difíciles, pero creemos que esas medidas son totalmente necesarias para devolver a España a una situación de estabilidad financiera. Estamos absolutamente convencidos de que no tenemos otra alternativa dado los niveles de deuda pública". 

En ese momento, de nuevo, otro español entre el público se ha encarado con el titular de Economía, acusándole de no responder a la pregunta y solicitando que diera explicaciones las acciones pasadas del sector privado. "Yo no miro al pasado", ha contestado De Guindos, "miro hacia delante para evitar los errores que cometimos en el pasado, para crear las condiciones necesarias para el crecimiento futuro. Si nos centramos sólo en los errores, no podremos salir de esta situación". Ha sido entonces cuando se ha escuchado otro grito en español entre la multitud: "¡Esos no son errores, eso es un robo!". A punto de cumplirse el tiempo previsto para la conferencia, la moderadora se ha visto obligada a dar por finalizada la exposición del ministro.

Según informan fuentes del Gobierno, al finalizar la conferencia el ministro de Economía "ha esperado durante 20 minutos" a los españoles que han protestado, pero éstos "no han comparecido". Público.es ha podido constatar que estaban atendiendo a la prensa nacional e internacional en esos instantes. Esta mismas fuentes oficiales apuntan que "el ministro también se ha ofrecido a conversar con una representación de los manifestantes que protestaban fuera del edificio de la London School of Economics, pero tampoco ninguno ha accedido a presentarse para hablar con el ministro de Economía y Competitividad".

Hasta el turno de preguntas, De Guindos ha podido mostrar el retrato de cómo ve el Gobierno la situación económica de España, destacando el incremento de su competitividad y el repunte de sus exportaciones y afirmando que "haremos a España una país atractivo para los inversores". Según los datos manejados por el ministro, las exportaciones españolas han crecido desde 2001 un 70%, lo mismo que Alemania, superando a países como Italia (41%) o Francia (30%). En estas condiciones, De Guindos ha asegurado que "somos el único país junto a Alemania que mantiene su cuota en el mercado global".

Durante el resto de la ponencia, De Guindos se ha volcado en alabar los efectos de las reformas emprendidas por el Ejecutivo, asegurando que "España seguirá cumpliendo con sus deberes", con unos ajustes estructurales que equivaldrán al 7% del PIB en tres años. El titula ha llegado a repetir hasta por dos veces que "el I+D es la única partida que no ha sufrido ningún recorte en los difíciles presupuestos que hemos elaborado para 2013; queremos darle prioridad".

La visita del ministro de Economía se produce en mitad de la rumorología en torno a la posibilidad de que España solicitara el rescate soberano a la Unión Europea (UE) de manera inminente, tras las informaciones publicadas por la agencia de noticias Reuters. Unas informaciones sobre las que el presidente Mariano Rajoy llegó a bromear durante la V Conferencia de Presidentes para asegurar posteriormente que no es "urgente" aclarar si finalmente el rescate será o no solicitado. En este sentido, De Guindos ha sido más explícito y, al tiempo que afirmaba que "lo que necesita España es más Europa", ha negado que necesite rescate. Al hilo de posible condicionamiento de las políticas del Gobierno por las elecciones catalanas, el ministro ha sido rotundo al afirmar que "el Gobierno español no toma decisiones políticas en función de calendarios electorales, tomaremos las decisiones que consideremos adecuadas cuando sea adecuado".

De Guindos ha subrayado la importancia de los datos relevados de la auditoría de Oliver Wyman, cuyo coste no ha sido desvelado -el primero ascendió a dos millones de euros-, aunque se sabe que correrá a cargo del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).  Desde su punto de vista, es una medida de transparencia que "muestra cómo únicamente el problema bancario está encapsulado en el 30% de la banca, que precisa, en el peor de los escenarios, 55.000 millones de euros".

Sin embargo, no todos los expertos opinan igual. Para Juan Torres, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga y miembro del Consejo Científico de Attac España, califica de engañosa la auditoría realizada por Oliver Wyman, llegando a sugerir que "las cifras del test están trucadas para que saliese la cantidad que previamente habían decidido que tenía que salir". Entre las irregularidades detectadas, Torres señala que el escenario calificado por la auditora como adverso no es realista por ser demasiado optimista, de modo que "los efectos sobre la situación de los bancos es mucho más suave que los que se deducirían si se hubiera establecido otros escenarios más realistas".

La de hoy no es la primera visita del titular de Economía a la City. Ya en febrero De Guindos acudió a Londres para exponer las líneas maestras de las leyes de  estabilidad presupuestaria, financiera y laboral. Tres meses después, ya en mayo, el ministro repetiría visita, en esa ocasión para delinear la segunda de las reformas financieras aprobadas cuyo objeto era destinar 30.000 millones de euros adicionales a la provisión de créditos al sector inmobiliario y promotor que aun no hubiera sufrido incidencias de pago.

A estos viajes se suma, además, el del secretario de Estado de Comercio la semana pasada, que durante un seminario en la embajada situó el crecimiento de España a finales de 2013, asegurando que "creceremos más de lo que los analistas son capaces de predecir". En aquel encuentro con directivos, García-Legaz admitió que, de producirse, el rescate europeo "tendrá muchas, muchas implicaciones", no sólo para España sino para el resto de países comunitarios.