Público
Público

Los habitantes de un pueblo de Cuenca no irán a votar el 20-N

Un "fallo" de la Oficina Electoral les obliga a desplazarse 17 kilómetros hasta las urnas de un municipio cercano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El poco más de un centenar de vecinos del municipio de Ribatajada, en Cuenca, se ha plantado ante las elecciones del próximo 20 de noviembre. 

Un fallo en la oficina del censo electoral de la provincia les obliga a desplazarse 17 kilómetros, hasta un pueblo cercano, para depositar su voto, por lo que los vecinos de Ribatajada —la mayoría de ellos mayores de 60 años— han decidido que no acudirán a las urnas.

El alcalde, Fidel Sebastián, reconoce que está 'quemado' y que se plantea dimitir. 'No le vemos ningún sentido, nos vemos ninguneados', se queja Sebastián, que asegura que desde la Oficina Electoral de Cuenca les han comunicado que se trata de 'un fallo' pero no dan más detalles. 'Ya no sabemos donde agarrarnos', lamenta.

'No le vemos ningún sentido, nos sentimos ninguneados', afirma el alcalde

Ribatajada era una pedanía de Sotorribas pero contaba con mesa electoral propia, hasta que en 2006 pasó a ser Entidad Local Menor. A partir de entonces sólo tenían que recorrer tres kilómetros hasta las urnas. Este año, por error, serán 17, ya que tendrán que trasladarse hasta Sotorribas para votar.

Las papeletas también han llegado tarde. El alcalde asegura que siempre les han llegado con dos meses de antelación pero en esta ocasión llegaron el pasado viernes. 'Nos parece muy raro que nos cambien de colegio de pronto y ocurran estas cosas', afirma Sebastián.

'Los mayores han sido los primeros en decir que no', asegura el alcalde, y por eso esta vez, aunque se reunirán el jueves para tomar una decisión definitiva, todo apunta a que no cogerán el autocar en dirección a las urnas.