Público
Público

"Habrá que hacer sacrificios para que España no baje a segunda división"

Entrevista a Antonio López-Istúriz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fue ayudante personal de José María Aznar y ahora trabaja a las órdenes de Mariano Rajoy. Antonio López-Istúriz (Pamplona, 1970) es eurodiputado y, desde 2002, secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), cargo en el que sustituyó a Alejandro Agag.

¿Qué le ha parecido el comunicado de ETA?

La primera impresión es muy positiva. Pero me gustaría ver cómo entregan las armas, tal y como ocurrió en Irlanda del Norte. Cuando vea esa parte práctica, más allá de la declaración, estaré seguro de que estamos ante el final. La historia ahora es certificarlo. Creo que es un gran éxito de nuestra democracia y que se ha conseguido entre todos. También con la colaboración internacional que durante los últimos años ha sido decisiva desde Francia o Bélgica. Tarde o temprano, además, se verán involucradas las instituciones europeas porque ETA y Herri Batasuna siguen estando en la lista negra.

¿Rajoy se equivocó al decir que no había habido 'concesiones políticas' cuando en el PP muchos piensan que la entrada de Bildu en las instituciones lo fue?

Creo que las elecciones dirán si Bildu tiene o no algún sentido. Si tuvieran un fuerte apoyo, lógicamente habría que tenerlo en consideración. Hay un cambio de vocabulario, que nos alegra, pero, insisto, hacen falta gestos prácticos. Antes ya hubo declaraciones de tregua engañosas que concluyeron mal.

Cambiando de tema, ¿cuáles serán los ejes de política exterior de Rajoy si llega a al Gobierno?

Hay tres ejes básicos para España. Primero, Europa. Ahora mismo corremos un riesgo y es que hay mucha gente interesada en crear una Europa de dos velocidades y nosotros no podemos estar en la segunda, ni colaborar en ello porque no nos conviene. Y si al final es inevitable, nuestro país tiene que estar a toda costa en la primera. España no puede permitirse el lujo de pasar a segunda división europea. Con Iberoamérica es más fácil. He visto que Trinidad Jiménez no ha seguido la línea suicida de Miguel Ángel Moratinos con el tema de Cuba y Venezuela. Me alegra ese alejamiento. Y no podemos olvidar el eje transatlántico. Para Estados Unidos es fundamental que España vuelva a ser un referente de igual a igual.

¿Europa tiene futuro?

Sí, lo tiene. El problema es que en estos momentos carece del liderazgo necesario. Ya no es cuestión de ideologías sino de personalidades. La canciller alemana, Angela Merkel, ha hecho todo lo posible. Nadie puede dudar de su europeísmo. El liderazgo lo ha llevado ella pero, desgraciadamente, los demás no la han acompañado.

¿Cómo va a salir España de este Consejo Europeo?

En la cumbre de líderes del PPE del sábado pedí que no tocaran la deuda española y que si tienen que negociar nuevas reformas que lo hagan con el Gobierno entrante y no con el saliente. Mi deseo es que Zapatero no tenga problemas en este Consejo.

¿No le resulta paradójico que, a pesar de las críticas del PP, en Europa siempre hayan aplaudido las medidas socialistas?

Zapatero y Salgado han venido contando todo lo contrario de lo que sucedía. Se ha aplaudido alguna reforma porque era necesaria. Pero ha sido insuficiente y están dejando la patata caliente a un nuevo Gobierno. Ahora, con Merkel diciendo que hace falta 'más', se demuestra que no era verdad. Hubiera preferido que no fuera así.

Sí, porque Merkel en alguna ocasión también ha dicho que se ha realizado un 'esfuerzo titánico'...

Declaración pública. Hecha para calmar los mercados. No se corresponde con la realidad. Luego en privado se le ha exigido mucho más a Zapatero.

Si el PP hubiese estado en lugar de Zapatero, ¿no habría tenido que hacer lo mismo para responder a la Unión Europea (UE)?

Sí, pero los dictados de la UE no se corresponden con lo que ha hecho Zapatero. Este ha hecho una décima parte de lo que le pedían. Y Europa es la primera interesada en que salgamos de la crisis porque haciendo números se puede permitir que Grecia caiga, aunque luche para que no ocurra, pero no España e Italia.

Pero tampoco se puede actuar al dictado. ¿O es que si Rajoy gobierna cumplirá al 100%?

Lo que pide la UE no es tan desorbitado. El Banco de España es conocido por su exactitud y ha dado cierta tranquilidad y ahora con el semestre europeo se podrá controlar más la situación. La UE podrá dar avisos a quien no esté cumpliendo e incluso aplicar sanciones. Pero si gobierna Rajoy, no creo que ocurra porque cumplirá con los requisitos. Evidentemente no el 100% de las reformas que se proponen son correctas, ni la UE es Dios, ni sabe seguro lo que va a suceder, pero no vamos a estar haciendo el 1%. Intentaremos acompasar.

¿Qué cree que se va a encontrar Rajoy si gana el 20-N?

El temor, cada vez más establecido, es encontrarnos una situación complicada en la Administración.

¿Qué modelo puede copiar?

Yo le recomiendo el de Balears. Una auditoría y después proceder a las reformas y ajustes necesarios, pero luchando a la vez por lograr la reactivación económica. No se trata sólo de recortes sino que hay que crear un clima de confianza entre los empresarios, pymes y autónomos. Y eso no se va a producir mañana. Vamos a tardar dos o tres años.

¿Y a nivel internacional se queda con Passos Coelho (Portugal) o con Cameron (Reino Unido)?

Estoy siguiendo más a Passos Coelho.La situación de Portugal es mucho más dramática que la de España y se ha visto obligado a tomar medidas mucho más duras de lo que, estoy convencido, tendrá que llevar a cabo Rajoy en España. Pero lo está haciendo bien. Por cierto, su popularidad, a pesar de ello, está creciendo. Los portugueses han entendido que hay un horizonte.

¿Quiere decir que si le toca a Rajoy tendrá que hacer recortes con pedagogía?

Con mucha pedagogía y, sobre todo, con muchas oportunidades para que pymes y autónomos puedan crear puestos de trabajo.

El PP se ha comprometido a cumplir el déficit del 4,4% para 2012 y eso sólo parece posible con medidas drásticas que alentarán huelgas...

Creo que la mayoría silenciosa del pueblo español está esperando esas medidas que les devuelva la confianza y están dispuestos a pasar por ello. Como pasó en el 96 con la congelación de los salarios de los funcionarios. En su mayoría, la gente entendió que era un sacrificio. Todo el mundo ofreció su sacrificio. Todos, no sólo los funcionarios, sino la sociedad en general. Entonces había un objetivo, el euro. Ahora es que España no baje a segunda división.

¿Podría ocurrir que al final tuvieran que rescatar a España bajo un mandato conservador?

No creo, porque Rajoy generará confianza y aportará a los mercados y a Europa una enorme tranquilidad.

¿Los eurodiputados se van a bajar al final el sueldo en un 5%?

Sí, pero no todos lo quieren hacer. En la delegación española hay mucha gente dispuesta a recortarse voluntariamente el sueldo en un 5% y, si no lo conseguimos en el Parlamento Europeo, lo haremos a título privado. Hay muchos eurodiputados, como es mi caso, que vamos en turista. Queremos dar ejemplo.

¿Y es lógico que funcionen dos sedes: Bruselas y Estrasburgo?

El 95% de los eurodiputados son partidarios de una sede única. El recorte de gastos sería enorme.

El PP dice que el PSOE va a perder el 20-N por su mala gestión. Merkel y Sarkozy también corren peligro. ¿No será la crisis la que barra con todos?

Creo que estos rumores sobre Sarkozy y Merkel son aún tempranos. Merkel tiene una situación indudablemente complicada pero es de las personas que se crecen ante las dificultades y Sarkozy es un político como la copa de un pino.

¿Rajoy podrá responder a sus compromisos internacionales? Faltó por un catarro...

Tenía un catarro. Era verdad.

¿Le parece suficiente un debate entre Rajoy y Rubalcaba?

En otros países de Europa hay numerosos debates y en España lo echo de menos. Aquí hay tertulias del corazón que provocan sonrojo cuando hay que explicarlo a la gente de fuera. Creo que debería importarse una cultura de mayor debate, lo que no significa gritar más, sino presentar ideas.