Público
Público

Hacienda prepara los ajustes para los Presupuestos de 2014

El Gobierno presentará a finales de julio, con el techo de gasto para 2013, las líneas fundamentales del Presupuesto de dentro de dos años, tal y como pedía Bruselas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Este jueves el Congreso aprobó definitivamente los Presupuestos para 2012 pero, como siempre ocurre cuando acaba la tramitación de la ley económica más importante del año, se impone ya el horizonte de las siguientes cuentas del Estado. Y más ahora, que están a la vuelta de la esquina justo por la demora del Gobierno en presentar los de este año.

El ministro de Hacienda avanzó hoy en los pasillos del Congreso qué calendario maneja el Gobierno, muy sujeto, como todo ahora mismo, a la decisiva cumbre del Consejo Europeo que comienza esta tarde en Bruselas. A mediados de julio, el Consejo de Ministros aprobará el techo de gasto de los Presupuestos de 2013, una vez recabado el visto bueno del Consejo de Política Fiscal y Financiera. El texto será remitido a las Cortes para su aprobación y contendrá los recursos máximos de los que dispondrá el Estado y el cuadro macroeconómico. Para los cálculos del Gobierno, será fundamental que Bruselas ofrezca finalmente una moratoria de un año en el complimiento del objetivo de déficit, de forma que la meta del 3% se logre no en 2013, sino en 2014. Aunque será a cambio de nuevas obligaciones.

Será fundamental si finalmente Bruselas relaja el techo de déficit para 2013

Cristóbal Montoro también adelantó que a finales del próximo mes estará listo el Plan Económico Financiero (PEF), que 'anticipará buena parte de los Presupuestos de 2014'. El Gobierno, como ya anunció, se acoge a la petición de las autoridades comunitarias de presentar las líneas maestras de las Cuentas del Estado a dos años vista. Ese plan recogerá la previsión de ingresos y gastos de 2014 y el objetivo de déficit y las líneas maestras de las partidas presupuestarias. Se camina así, sostuvo el ministro, 'a una concepción de Presupuestos plurianual'. Fuentes de Hacienda puntualizaron después que en ningún caso la presentación del PEF presupone la tramitación conjunta de las Cuentas de 2013 y 2014.

En realidad, todo queda al albur de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de hoy y mañana y de la reunión del Eurogrupo del 9 de julio. Es decir, del salvavidas que los líderes de la Unión arrojen al euro y del cierre de las condiciones del rescate financiero. Por eso el Ejecutivo no ha presentado todavía el techo de gasto, que en condiciones normales tendría que haber pasado por Consejo de Ministros antes del 30 de junio.

El propio Montoro relacionó en su breve comparecencia ante los medios los Presupuestos con la cumbre de Bruselas. Es un dato 'positivo', afirmó, que el trámite parlamentario de las Cuentas de 2012, las del 'rigor', haya concluido justo hoy, antes de una cita 'decisiva para la estabilidad el euro', ya que España puede enviar el mensaje de que 'apoya la estabilidad presupuestaria' como base para la recuperación de la confianza en la moneda única y que mantiene incólume su 'compromiso' con la reducción del déficit público.

Más de seis meses después de llegar al poder, el Gobierno de Mariano Rajoy ya tiene sus primeros Presupuestos. Los 'más austeros' de la historia de la democracia española, como se encargó de vender a bombo y platillo. Hoy el Congreso ha aprobado definitivamente las Cuentas de 2012, transcurrido ya mitad del ejercicio. Un retraso que la oposición y Bruselas reprobaron insistentemente pero que no hizo mover un músculo al Ejecutivo. El PP esperó a presentar su proyecto de ley a que pasaran los decisivos comicios autonómicos en Andalucía y Asturias, para que no perjudicasen los nuevos ajustes a sus expectativas electorales. No sirvió de nada, porque en ninguna de las dos comunidades alcanzó el Gobierno.

Esta mañana se reiteró un debate que parecía ya cansino y viejo, porque el texto del Ejecutivo se ha visto superado por los sucesivos recortes en sanidad y educación impuestos vía real decreto ley. Ni tan siquiera se reprodujo la fenomenal bronca que se vivió la semana pasada en el Senado a cuenta de las ayudas a la minería.

La oposición reprodujo los argumentos ya esgrimidos desde que los Presupuestos entraron en el Congreso hace tres meses. Porque apenas ha cambiado sustancialmente el texto, de hecho. 'Podía repetir la intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba en el debate de totalidad –expresó Soraya Rodríguez, la portavoz socialista–. 5.800 enmiendas después, es el mismo Presupuesto. El único cambio son los efectos', que 'ya' sienten los ciudadanos'. 'Poco se puede decir más de este texto. Son los Presupuestos Generales del Mercado, no del Estado', señaló Alberto Garzón, de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA). Los grupos adujeron que las previsiones de ingresos se hallan desfasadas porque la recaudación está siendo más débil, de forma que no se cumplirá el sacrosanto objetivo de déficit y resultarán 'ineficaces' para salir de la crisis y crear empleo.  El representante del PP, Antonio Gallego, se lanzó a la yugular contra el PSOE. Le reprochó que tuviese 'la caradura' de criticar los Presupuestos de Rajoy, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dejó al país 'en bancarrota'. El bajo perfil del debate lo confirió incluso el mismo Gobierno. Cristóbal Montoro ni siquiera salió a defender su proyecto de ley. Antes de que arrancase la discusión, compareció ante los medios para hacer la valoración general.

El Congreso hoy convalidó las 85 enmiendas que el PP introdujo en el texto en el Senado, a las que se añadieron otras tres de CiU y otras tres basadas en las presentadas inicialmente por Entesa (PSC e ICV), Mixto, PSOE y CiU y que los conservadores transaccionaron. Pero no logró cosechar más aplausos generales a su ley. Durante el debate, volvió a reflejarse una estampa del PP solo y acompañado por los mismos socios que cuando arrancó la tramitación: UPN y Foro Asturias. Los demás reprocharon al Ejecutivo su escasa flexibilidad, su tozudez al rechazar prácticamente todas las enmiendas de la oposición. Hasta CiU calificó la actitud del Gabinete de Rajoy de 'prepotente'. 

Entre las modificaciones validadas hoy se encuentra el aval de 66.000 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), por si debe inyectar más capital a las entidades financieras.

Al texto ya sólo le queda un último paso: la publicación en el Boletín Oficial del Estado. Entonces ya será ley.