Público
Público

Haidar: "Viva o muerta pero voy a regresar"

La activista saharaui habla con varios periodistas y deja muy clara su intención de regresar a su casa de El Aaiún como sea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se cumplen 24 días de huelga de hambre de la activista saharaui Aminetu Haidar y, pese a que se había pospuesto hasta mañana su comparecencia ante los medios de comunicación, algunos periodistas han podido hablar unos minutos con ella.

En un momento en el que Haidar acudía al aseo fue preguntada por si iba a regresar a su casa en El Aaiún, a lo que contestó: 'Viva o muerta pero voy a regresar', informa Susana Hidalgo.

La activista, que lleva en el aerpuerto de Lanzarote desde el 14 de noviembre cuando fue expulsada de su tierra, ha recibido este miércoles por la tarde la visita de la presidente de UPyD, Rosa Díez.

Mañana, si tiene más fuerzas, Haidar comparecerá en rueda de prensa a las 12:30 horas para informar de la reunión que mantuvo ayer en Lanzarote con el delegado del Frente Polisario en España, Mohamed Khadadd 

Mañana también varias personalidades del mundo de la cultura y la política harán entrega al rey Juan Carlos de una carta en la que se pide que medie ante el monarca marroquí, Mohamed VI, para encontrar una salida positiva a la situación que vive Haidar.

El escrito ha sido firmado por unas 200 personas, entre las que destacan los premios Nobel Günter Grass y José Saramago o Ángeles Mastreta, y será entregada en el Palacio de La Zarzuela por los secretarios generales de UGT y CCOOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, el actor Juan diego Botto y el director de cine Pedro Almovódar.

Esta mañana, el ministro de Justicia marroquí, Abdelwahed Radi, se ha reunido durante más de una hora con el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves para tratar la situación de Haidar y ha insistido que no se trata de un problema creado por España y Marruecos, sino por 'personas contrarias y hostiles a la unidad territorial de Marruecos, que han utilizado a esta mujer para crear un problema'.

Radi reconoció que al Gobierno marroquí le hubiera gustado que Haidar fuera expulsada a otro país que no fuera España. A la pregunta de qué pasaría si Haidar muere, el ministro de Justicia marroquí ha considerado que él no hace 'política ficción' y que no era su problema.