Público
Público

Hallado muerto el niño arrastrado por una riada

El temporal obliga a desalojar 155 viviendas en Lora del Río

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los más oscuros pronósticos que sobrevolaban el pasado martes por la tarde sobre la provincia de Ciudad Real finalmente se cumplieron. El menor de 9 años que fue arrastrado ese día por el río Alcudia a su paso por esta provincia castellano-manchega fue encontrado sin vida ayer, poco antes de las 11 de la mañana, según informó Efe.

El menor se encontraba a las 16.00 horas del martes junto a su padre y su hermano mayor, mientras circulaban en coche por una pedanía de la localidad de Almodóvar del Campo. Las fuertes lluvias sorprendieron a los ocupantes del todoterreno, que fue arrastrado por la crecida del río. El cuerpo sin vida fue encontrado a un kilómetro de distancia del lugar donde se lo tragó el agua. El padre pudo salvar su vida, ya que quedó atrapado en una alambrera que cruza el cauce, lo que detuvo su avance, mientras que su hermano se mantuvo encaramado al techo del vehículo.

Según ha informado a Efe Francisco Núñez, que se encontraba trabajando en una finca próxima al lugar del incidente, la altura del agua alcanzó entre cuatro y cinco metros cuando se produjo la tragedia. El testigo afirmó que el padre del menor fallecido le relató cómo el agua había levantado la parte delantera del todoterreno, de unos 2.500 kilos, y lo había arrastrado aguas abajo. El cadáver fue trasladado ayer al tanatorio de Ciudad Real, donde se le practicará la autopsia.

Sin embargo, la región que ha sufrido más daños materiales a raíz de las fuertes lluvias de esta semana ha sido Andalucía. Las precipitaciones han provocado crecidas de ríos en diferentes puntos de Jaén, Córdoba y Sevilla. La última, en la localidad sevillana de Lora del Río, donde tuvieron que ser desalojadas 155 viviendas por el desbordamiento del río Guadalquivir.

Las casas aparecían ayer con las entradas apuntaladas. Todos recordaban el incidente sucedido en febrero de este mismo año, cuando las fuertes lluvias provocaron el desbordamiento del río. Aun así, los testigos coincidían en que en esta ocasión los daños materiales eran mayores.

Personal de los puestos de control establecidos en diferentes puntos del pueblo sevillano confirmaron ayer por la tarde a Público que 'la tendencia de las aguas es a bajar'. Las zonas más afectas por las fuertes trombas de agua fueron La Alameda, la parte posterior del Castillo y la Avenida Al-Andalus, cuyas viviendas fueron construidas hace apenas cinco años.

En otro municipio sevillano, Utrera, 120 familias denunciaron ayer por la tarde que llevaban 30 horas sin suministro eséctrico.

Por otro lado, los más de mil vecinos de la barriada La Petra se encontraban ayer incomunicados. Un grupo de ellos criticó al Ayuntamiento por 'dar licencias de obras en zonas que saben que son inundables'.

La Agencia Española de Meteorología (AEMET) prorrogó hasta la pasada medianoche la alerta naranja en la sierra norte de Sevilla y en la provincia de Huelva, ante la posibilidad de que se reanuden las fuertes lluvias.